El Gobierno presenta el nuevo anteproyecto de Ley de Telecomunicaciones

EmpresasOperadoresRedes

La nueva norma da más poder a la CMT y obligará a las operadoras a cerrar portabilidades en un único día laborable.

Ha sido durante el Consejo de Ministros de esta mañana: el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha presentado  el anteproyecto de Ley que modifica la actual Ley General de Telecomunicaciones, una norma que incorporará las directivas integradas en el Paquete Telecom y que cambiará los estatus tanto de consumidores como del regulador.

Sobre este último, la nueva normativa reforzará sus competencias: La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, CMT, podrá ahora imponer a los operadores dominantes separar infraestructuras de servicio minorista, si ve que se está socavando la libre competencia. Por lo que respecta a su estructura, el organismo tendrá que esperar hasta que se apruebe la Ley de Economía Sostenible para tener una nueva pauta de organización.

La nueva Ley de Telecomunicaciones incorporará a la Agencia Española de Protección de Datos, AEPD, como reguladora del mercado. El organismo será quien actúe de árbitro en cuestiones de protección de datos personales. Según ha explicado el ministro Sebastián en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se protegerá la información de los usuarios de forma más exhaustiva. Así, las marcas ya no podrán saber qué consumen los ciudadanos cruzando información de tarjetas de crédito con datos sobre códigos de barras ni tampoco podrán abusar de las cookies, o galletas, como señaló el propio Sebastián durante su intervención, ya que se impondrá la norma europea que limita su uso.

No será la única protección adicional que recibirán los usuarios: los ciudadanos tendrán ahora más derecho a saber más sobre las condiciones de contratación y sobre la calidad de servicios de telecomunicaciones; así como podrán cambiar de operadora con muchísima más celeridad. La portabilidad tendrá que hacerse ahora en un día laborable. Por otra parte, el anteproyecto blinda el acceso a telecomunicaciones de las personas con discapacidad.

Por lo que respecta a los operadores, la norma crea, según Interior, “un marco de mayor segurídad jurídica e incentivador de las inversiones”. La norma será mucho más clara sobre inversiones para el despliegue de redes de nueva generación y el riesgo tomado a la hora de invertir pasará a ser factor a tener en cuenta por la CMT a la hora de imponer obligaciones. El anteproyecto también establece más garantías en seguridad de las redes y servicios de comunicaciones electrónicas, generaliza el mercado secundario del espectro (reventa) y generaliza la neutralidad tecnológica.

“La neutralidad es un principio compartido a nivel europeo”, ha asegurado Sebastián durante la rueda de prensa, aunque con peros. El ministro ha dejado claro que sí hay un punto a debatir: el de como las operadoras usan el espectro, es decir, como ordenan el tráfico. La norma aún debe pasar varios filtros y “ahí es donde vamos a escuchar” sobre ese tema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor