El negocio de fibra de Google se queda sin CEO y despedirá a parte de sus empleados

EmpresasInnovación
0 2 No hay comentarios

Access tiene previsto paralizar su actividad en lugares donde ya había iniciado conversaciones para expandir el proyecto de conexión ultrarrápida a internet.

Hace ya cinco años que Google se embarcó en un proyecto para enganchar ciudadanos a internet, que les ofrecía conexiones desde sus hogares a velocidades desconocidas hasta entonces. Se trataba de Google Fiber, que comenzó su andadura por Kansas City y que forma parte de la división Access.

Durante este tiempo la compañía de Mountain View ha ido ampliando su actividad, añadiendo nuevos suscriptores y mejorando en ingresos vinculados al objetivo del internet ultrarrápido. Pero parece que las cosas cambiarán un poco a partir de ahora.

Aunque sus responsables dicen que el crecimiento seguirá produciéndose, se han anunciado cambios de estrategia para intentar garantizar un plan de futuro viable. Desde Google explican que la intención no es sólo seguir expandiéndose sino consolidarse en innovación de servicios de internet a gran velocidad. Y, para ello, habrá un replanteamiento de las operaciones.

Si bien el negocio de fibra seguirá vigente en las ciudades ya incluidas en su mapa de acción y en aquellas otras que se encuentran en pleno proceso de construcción, el CEO de Access, Craig Barratt, ha confirmado que se paralizará la actividad en lugares en los que se habían iniciado conversaciones para investigar su potencial como nuevos miembros del proyecto. Esa pausa provocará el despido de empleados, tanto en las ciudades donde todavía no se había concretado la viabilidad como en algunas áreas de soporte.

Esto deja alguna incertidumbre flotando en el aire. Barratt, sin embargo, dice que la paralización se producirá “mientras refinamos nuestros enfoques” y se ha mostrado confiado sobre “la oportunidad de reanudar nuestras discusiones de asociación una vez que hayamos avanzado nuestras tecnologías y soluciones”.

Eso sí, parece que él no estará ahí para verlo. No al menos en calidad de máximo responsable. A pesar de mostrarse “muy orgulloso de lo que hemos construido juntos en sólo cinco años”, Craig Barratt ha decidido que “ésta es la coyuntura correcta para hacerme a un lado en mi papel de CEO”. Lo que sí hará es ejercer como asesor de la empresa californiana. “Sigo confiando en que el futuro traerá una sociedad mucho más conectada y acceso abundante para todos”, ha sentenciado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor