Google acusa a la competencia de boicotear a Android y Microsoft responde

EmpresasMovilidadProveedor de ServiciosProyectosSO Móviles

Las alianzas para comprar patentes, el cobro de tasas por cada dispositivo vendido y las denuncias contra fabricantes que utilizan Android son vistas por Google como prácticas “anticompetitivas”.

La guerra entre las grandes empresas del sector tecnológico se recrudece y todo a raíz de un post escrito por el vicepresidente senior y jefe de asuntos legales de Google, David Drummond, en el blog corporativo de los de Mountain View.

Bajo el título de “Cuando las patentes atacan a Android”, Drummond acusa a la competencia de perseguir reinvindicaciones “falsas” que no hacen más que encarecer los productos con sistema operativo de Google tanto para usuarios como para fabricantes.

Según el directivo, aparte de los 550.000 dispositivos Android activados diariamente “el éxito de la plataforma ha derivado en algo más: una campaña hostil organizada contra Android por parte de Microsoft, Oracle, Apple y otras compañías”.

Drummond: "Microsoft y Apple han estado siempre a la gresca, por lo que cuando se meten en la cama juntos, uno empieza a preguntarse qué está pasando"
Drummond: “Microsoft y Apple han estado siempre a la gresca, por lo que cuando se meten en la cama juntos, uno empieza a preguntarse qué está pasando”

Entre otros ejemplos se cita la alianza entre Apple y Microsoft para comprar la cartera de patentes de Novell y Nortel y “asegurarse de que Google no las conseguía”, el cobro de 15 dólares por cada Android vendido en concepto de licencia, y las distintas demandas a socios como  Barnes & Noble, HTC, Motorola y Samsung. En el caso de Oracle, la denuncia ha ido directamente contra Google por supuesta violación de patentes que pertenece a Java.

“En lugar de competir mediante la construcción de nuevas características y dispositivos, están luchando a través de litigios”, se queja Drummond, que también señala que lo único que se está consiguiendo es aumentar el coste de las patentes “muy por encima de lo que en realidad valen”. Éstas “fueron creadas para fomentar la innovación, pero últimamente se están utilizando como arma para frenar” el desarrollo.

La reacción de Microsoft no se ha hecho esperar y, a través de Twitter, su vicepresidente Brad Smith desmiente a Google. Asegura que le ofrecieron unirse al consorcio que finalmente ganó las patentes de Novell y que el gigante de las búsquedas “dijo que no”.

A mayores, otro alto cargo ha hecho público un email que apunta en la misma dirección. “Una oferta conjunta no sería aconsejable en este caso, pero estamos abiertos a discutir oportunidades similares en el futuro”, respondía en aquel entonces Kent Walker, abogado de Google.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor