Google afronta otra denuncia antimonopolio de la UE

Empresas

En esta ocasión por sus prácticas en torno a Android, con la acusación de aprovechar su posición dominante en el mercado móvil para exigir la implantación de ciertas aplicaciones.

Fairsearch Europa, la unión de organizaciones y empresas en defensa de la competencia online y móvil para el crecimiento de Internet, ha presentado una nueva demanda antimonopolio contra Google, según informa el diario The New York Times.

La queja alega que la empresa cuenta con el sistema operativo móvil Android “como una manera engañosa para construir ventajas para aplicaciones clave de Google en el 70% de los teléfonos inteligentes que se comercializan hoy”.

La institución funda sus temores en que Google está utilizando su posición dominante en el mundo móvil para exigir “condiciones exclusivas para la implantación de ciertas aplicaciones“. Si se prueban los hechos, esta actividad del gigante de Internet podría ser considerada legalmente como anticompetencia.

No obstante, Apple ocupa una gran parte del pastel del mercado móvil en la UE, lo que podría servir de escudo legal a Google y ayudarle en su defensa de que no mantiene un monopolio.

Tal y como recoge The Next Web, esta acusación de Fairsearch Europa plantea una situación un tanto irónica, ya que Microsoft es miembro de la organización que denuncia este comportamiento monopolístico de su competidor.

La propia Microsoft ha sido el blanco de quejas similares, tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos, y ahora es parte de las voces que arremeten contra Google.

En los últimos meses, Google se ha visto sometida a una dura presión por parte de los organismos reguladores de la Unión Europea en relación a las prácticas de sus motores de búsqueda en Internet, sobre todo, en sus procedimientos de clasificación y cómo estos afectan a sus propios productos y servicios.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor