Google Books: “No estamos haciendo nada para lo que no tengamos autorización”

Empresas

Luis Collado, responsable de Google Libros para España y Portugal, ha aclarado la polémica en torno al acuerdo de Google con los editores y ha explicado la actividad de digitalización de Google.

El servicio de búsqueda de libros Google Books lleva varios meses en el ojo del huracán por el acuerdo que está negociando el gigante de Internet con la Asociación de Editores y el Sindicato de Autores de EEUU.
Aunque Google defiende que su servicio Google Books, o Google Libros como se denomina en español, salvaguarda los intereses de todos los autores y editores de las obras digitalizadas, para poder gestionar y comercializar ciertos contenidos está en conversaciones con representantes del sector. La obras sobre las que Google quiere llegar a un acuerdo son aquellas que no es encuentran en el grupo de libros de dominio público ni los que están disponibles en el mercado con copyright. Para esos dos casos Google ha puesto en marcha un programa con bibliotecas y otro para editoriales y autores, pero los llamados libros “invisibles” (aquellos que están descatalogados, ‘huérfanos’ de derechos o fuera del circuito comercial) tienen un régimen distinto.
Como ha explicado Luis Collado, responsable de Google Libros para España y Portugal, para poder hacer uso de esos libros y respetar a los titulares de derechos, Google ha negociado el acuerdo con los Editores y Autores que está pendiente de autorización judicial en EEUU. El pacto recoge la creación de una Entidad de Gestión de Derechos de Copyright, la posibilidad de que cada autor decida la visibilidad que tengan sus obras y, en el caso de autorizar la venta, el reparto de beneficios de un 63% para titulares y un 37% para Google.
Collado ha hecho hincapié en que esta medida sólo tendrá efecto en EEUU, que es donde los libros “invisibles” han sido digitalizados, ya que allí existe el concepto jurídico Fair Use. Bajo este precepto, el marco legislativo de EEUU permite que una obra pueda ser digitalizada aunque no sea de dominio público y esté fuera del circuito comercial, algo que no es posible en Europa o cualquier otro país del mundo. La condición que estable el Fair Use es que los libros sean de interés para el ciudadano y no se comercialice con ellos. Si el Departamento de Justicia autoriza el acuerdo, Google podría finalmente hacer uso comercial estas obras en EEUU.
Sin embargo en España y en el resto de Europa la situación es distinta. “Aquí los libros invisibles no están digitalizados por Google porque no podemos hacer nada con ellos”, ha dicho Collado. “Y no estamos haciendo nada para lo que no tengamos autorización”.
Google está pendiente de los cambios en la legislación europea para poder incorporar a su catálogo de libros digitales todas las obras ‘invisibles’ que hasta ahora sólo han visto la luz en EEUU.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor