Google se implica en la construcción de un cable submarino entre Asia y Oceanía

Cloud

INDIGO, que así se llama el nuevo cable, tendrá una extensión de 9.000 kilómetros y una capacidad inicial de 18 terabits por segundo.

Google continúa invirtiendo en tecnología que permita reunir a la gente en torno a internet y la nube.

Su última decisión ha sido implicarse en la construcción de otro sistema de cable submarino que se instalará en la zona del sudeste asiático para mejorar la conectividad y que ha sido bautizado como INDIGO. Para ello se ha asociado con AARNet, Indosat Ooredoo, Singtel, SubPartners y Telstra.

Este cable de carácter internacional, que servirá tráfico entre Oceanía y Asia, será construido por Alcatel Submarine Networks. Conectará ciudades como Sídney y Perth con Singapur. Pasará también por Yakarta. En total cubrirá 9.000 kilómetros y su capacidad será en un principio de unos 18 terabits por segundo.

“Con 18 Tbps, INDIGO ofrece suficiente capacidad para que la gente en Singapur y Sídney se una a 8 millones de videoconferencias simultáneas de alta definición por Google Hangout”, estima Google.

La previsión es que INDIGO esté listo en dos años, más o menos. La fecha de finalización que se maneja es mediados de 2019.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor