Google continúa en Reino Unido con su sentencia sobre el caso Safari

Empresas

El Tribunal Supremo ha encontrado culpable a la compañía del ‘mal uso de información privada’.

Google hará frente a una demanda presentada el año pasado por los usuarios del software Safari de Apple en el Reino Unido.

Los propietarios de los dispositivos de Apple que utilizaron el navegador Safari entre septiembre de 2011 y febrero de 2012 afirman que Google vulneró la privacidad de sus datos a través de la implantación de cookies de publicidad, infringiendo las leyes de privacidad británicas, como recoge The Register.

Los clientes de Apple en EE.UU iniciaron acciones legales contra Google por estos mismos motivos e inspiraron a un grupo de británicos a abrir un procedimiento legal contra la empresa.

Google admitió en EE.UU ser responsable de una cookie de seguimiento de los usuarios de Safari que visitaron la red DoubleClick -su plataforma de publicidad-.

La Comisión Federal del Comercio impuso al gigante de Mountain View una multa de 22,5 millones de dólares por esta infracción.

Ahora, el gigante de Internet planea apelar la sentencia que acaba de emitir el Tribunal Supremo de Gran Bretaña por estos hechos y que ha encontrado a la compañía culpable en la acusación.

El magistrado británico ha desestimado los intentos de Google de paralizar la demanda argumentando que los tribunales de este país “no tienen jurisdicción” sobre la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor