Google contra Microsoft: la lucha por el futuro del cloud computing

CloudEmpresasFabricantes de SoftwareNavegadoresProyectosSoftwareStart-UpWorkspace
0 0 No hay comentarios

Aunque han desarrollado modelos de negocio y actitudes hacia los clientes muy diferentes, las dos compañías se preparan para luchar cuando el mundo de la informática cloud se desarrolle.

Queda aún por conocer el nombre del ganador o si en este tiempo puede aún aparecer un tercer contendiente.

googlevsmicrosoft.jpg

En lo que se refiere a la construcción de infraestructura cloud, el mercado estará dominado por dos de las empresas TI más grandes del mundo: Google y Microsoft. Las dos están invirtiendo mucho tiempo y dinero en desarrollar modelos diferenciados de lo que debería ser una infraestructura cloud.

Aunque no tiene por qué extrañarnos que estas dos empresas quieran competir en otros terrenos además de en el de las búsquedas y la publicidad, se pudieron conocer algunas claves de sus respectivas políticas en el Simposio que tuvo lugar hace unos días en Orlando a instancias de Gartner Group.

Básicamente, la informática en la nube ofrece a los clientes la posibilidad de dejar recaer sus aplicaciones en terceros vendedores y hacer que esas aplicaciones sean después suministradas al usuario a través de Internet. Empresas como Amazon, Google y Microsoft están desarrollando la transición hacia un modelo de nube para que los negocios, e incluso los clientes, puedan utilizar la nube según sus necesidades.

Parte de esta lucha por el futuro de la nube proviene de los distintos modelos de negocio que Google y Microsoft han desarrollado. Mientras Microsoft trabaja sobre todo en la empresa y basa su reputación en los sistemas operativos y en ofertas como la suite Office, Google se ha centrado más en el mercado de consumo y confía en los ingresos por publicidad para reafirmar su liderazgo como motor de búsqueda.

En el caso de Microsoft, David Smith, de Gartner, cree que los de Redmond están intentando convertirse en un pilar tanto en la nube interna, en la que las empresas construyen sus propias aplicaciones y recursos informáticos, y la nube externa, suministrada por proveedores de servicio como AT&T.

“Con Microsoft, el objetivo es promover un modelo híbrido que aproveche las ventajas de los dos modelos –explica Smith-. Virtualmente, todo el software de Microsoft desarrollado hasta ahora, especialmente el empresarial, ha sido o bien basado en cliente o bien del tipo on-premise. Sin embargo, están pasándose de forma gradual a una oferta basada en el cloud computing”.

Este cambio de estrategia, según Smith, queda patente por el gran número de nuevos productos que Microsoft ha lanzado al mercado o piensa sacar en los próximos años. Entre ellos están Microsoft Dynamics CRM Online, Live Mesh y plataformas como Azure.

En cuanto a Google, sucede todo lo contrario. La mayoría de las aplicaciones de este gigante tecnológico se ofrecen bajo demanda a nivel de servidor. Al mismo tiempo, cada vez más aplicaciones se están desarrollando y están siendo desplegadas dentro de los navegadores Web, lo que parece haber sido una de las motivaciones para el lanzamiento de Chrome a principios de este año.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor