Google desmantela su misterioso barco que supuestamente estaba relacionado con GoogleGlass

Cloud

Llevamos cerca de un año intrigados con la naturaleza de una barcaza sobre la que se apilaban contenedores hasta formar una estructura más parecida a una oficina flotante que a otra cosa, y la intriga reside en que detrás del proyecto estaba Google. Lo último que supimos en relación a este asunto es que todo guardaba relación con GoogleGlass. Recordemos también que estas gafas inteligentes supuestamente deberían haber salido a la venta en la primavera de este año. Esto no ha tenido lugar, como bien sabemos, pero además es que Google ha ordenado que se desmantele esta barcaza reconvertida en hábitat de un centro de trabajo.

En su día incluso llegamos a informar aquí en The Inquirer sobre la naturaleza de esta embarcación haciéndonos eco de un rumor que se refería a un centro de proceso de datos flotante, pero parece que ni era esa su finalidad ni ha sido su destino.

A modo de showroom flotante para GoogleGlass y otras muestras de la tecnología punta se pensaba que podría ver la luz esta barcaza sobre la que se apilaba una estructura de módulos capaces de albergar una amplia zona de trabajo, pero ahora el destino no será recorrer los puertos más lujosos del mundo sino el desguace.

Los cuatro pisos de estructura destinada por su configuración a tareas no relacionadas con el almacenamiento de carga hacían pensar en un centro de trabajo cuya versatilidad podría servir a distintos fines de entre los que interesasen a Google: centro flotante de proceso de datos, oficinas móviles, exhibición móvil de sus últimas tecnologías… Se trata de hasta 63 contenedores marítimos apilados en forma de una especie de edificio de cuatro plantas de altura, ensamblado en New London (Connecticut, USA), todo ello ubicado sobre la cubierta de una barcaza que llevaba meses amarrada al puerto de Portland, pendiente de los trabajos de acondicionamiento interior, incluyendo la instalación de equipamiento tecnológico.

En su momento Google llegó a admitir en relación con esta barcaza que no solo le pertenecía sino que además tenía la intención de transformarla en “un espacio interactivo donde la gente pueda aprender sobre las nuevas tecnologías“. Se suponía que tras finalizar su acondicionamiento su destino sería atracar en Nueva York para recibir selectas visitas previa invitación. Ahora todo eso pasa a la Historia.

google barco

Desde las autoridades portuarias de Portland se informa de que la estructura ha sido adquirida por una empresa internacional, desmontándose los contenedores.

Parece que el único que ha ganado con todo esto es el puerto donde tantos meses de amarre ha producido una ganancia superior a los $400.000 en tasas.

vINQulo

Press Herald

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor