Google, en capilla

Empresas

El buscador presenta hoy resultados para el segundo trimestre: las previsiones hablan de 5 dólares por título y 4.000 millones de beneficio neto.

Google presentará hoy, tras el cierre de mercados en Nueva York, sus resultados financieros para el segundo trimestre del año fiscal 2009, período que se cerró con el final del mes de junio.  La compañía se enfrenta al examen del mercado, que teme el impacto que hayan podido tener los últimos cambios de mercado.
La crisis que está atenazando al mercado publicitario y el daño que Microsoft pueda hacer al popular buscador con su nueva apuesta de mercado son los dos puntos clave ante los que los analistas se muestran más preocupados, como recoge la prensa especializada estadounidense.
Bing, la apuesta de Microsoft, para el mercado de las búsquedas continúa arañando cuota de mercado, especialmente a Yahoo! aunque también a Google. Por el momento, su presencia en el mercado es bastante limitada (aunque no residual, como sucede con otros intentos de Google killers como el decaído Cuil). 
Aunque la guerra en el mercado de las búsquedas se haya endurecido un poco, Google tampoco se ha quedado parado esperando que se agote su filón. La compañía marca posiciones con Android, su sistema operativo para móviles, y se adentra en nuevos terrenos, como demuestra el anuncio del próximo lanzamiento de Google Chrome OS.
Las cifras previstas siguen más o menos la misma línea. Google continuará siendo un alumno aplicado del mercado, con números positivos y crecimiento. La variación será positiva en el cambio interanual, aunque caerá en la comparativa con el trimestre inmediatamente anterior.  Thomson Reuters estima, como recoge Market Watch,  que se conseguirán unas ganancias por acción de 5,05 dólares, con unos beneficios netos de 4.000 millones. 
Esto supone una caída frente al Q1 aunque una subida frente al Q2 de 2008.  Reuters Estimate habla de unos beneficios reportados de 5.490 millones de dólares por acción, un 2,3% más que en el Q2 de 2008, como publica la propia agencia Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor