Google enseña su Moto X sin sorpresas

Empresas

La única novedad, el precio. Moto X jugará en la liga de gama media y no entre los dispositivos de alta gama como se esperaba

Sin sorpresas. Así puede describirse el evento de presentación del Moto X que protagonizó ayer Google en Nueva.

Moto X, el primer smartphone de Motorola tras convertirse en parte de Google, no ha llegado con ninguna novedad más de las que ya se rumoreaban en los mentideros TIC.

Ni el software ni el hardware plantean novedades. La foto de Eric Schmidt hablando por un Moto X dos semanas antes del lanzamiento esfumó las pocas dudas que había sobre sus características.

La única sorpresa no filtrada ha sido el precio, que será menor del esperado. Moto X jugará en la liga de gama media y no entre los dispositivos de alta gama como se esperaba. Como indica el site TechCrunch no impresiona a los más exigentes aunque gracias a algunas funcionalidades de su software es un dispositivo más inteligente dirigido para las masas.

Con una pantalla de 4,7 pulgadas y alta resolución, Moto X tiene en sus entrañas un procesador Qualcomm Snapdragon de doble núcleo a 1,7 GHz. Cuenta con dos cámaras; la trasera tiene 10 megapíxeles con flash LED y la frontal tiene 2 megapíxeles. Se estrena con la versión Android 4.2.2.

La versión de 16 GB costará 200 dólares y la de 32 GB, 249 dólares.

Gran personalización

Google lanza una web denominada Moto Maker, donde los usuarios podrán personalizar su dispositivo.

Hay un total de 18 colores de carcasas diferentes (a finales de año llegarán las carcasas de madera), puede elegirse entre el blanco y el negro para la parte frontal del teléfono así como para el cargador. Google permite elegir hasta el color del anillo que rodea la cámara trasera y podrá grabarse (como hiciera Apple con sud iPod).

Moto X no llegará a España. Google decidió terminar con sus operaciones en el país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor