Google flirtea con el Partido Republicano

Empresas

La firma intenta acercarse a los conservadores y hacerse perdonar su fama de compañía demócrata: no es una cuestión de equilibrio político… sino de intereses comerciales.

Las compañías no son políticas, o no quieren serlo, aunque en un país en el que los lobbies tienen tanto peso político como en Estados Unidos, jugar a todos los palos de la baraja es una estrategia bastante interesante.

En un último movimiento estratégico, Google está flirteando al Partido Republicado. Según publica Fortune, la compañía habría ofrecido a los conservadores su know how en tecnología para que los republicanos puedan cumplir con sus promesas de transparencia.

El ofrecimiento, según el medio norteamericano, no sería más que un paso nuevo en la carrera para abrirse a todos los jugadores políticos. Google no tiene una posición política oficial, aunque es considerada una firma demócrata. El 83% de las donaciones de sus trabajadores a cuestiones políticas, recuerda Fortune, fueron a los demócratas; a lo que habría que sumarle la posición política clara de algunos de sus directivos, como Marissa Mayer, firme defensora de Barack Obama.

Google está intentando acercarse al Partido Republicano, al que podría necesitar en el futuro próximo. La firma está inmersa en varias cuestiones peliagudas, como el proceso que podría parar la compra de ITA Software por monopolio. Contar con otro aliado es una posición bastante inteligente.

“La tecnología no es una cuestión de partidos”, explica a Fortune una portavoz de Google. “Creemos desde hace tiempo que es importante construir relaciones en cada lado del espectro”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor