Google ha indexado los contenidos de los discos duros conectados en red

Seguridad

Conectar tu disco duro a la red doméstica para poder acceder a sus contenidos desde cualquier dispositivo que tengas en casa (ordenador, móvil, tablet, televisión inteligente, videoconsola…) es sin duda una buena idea. Con lo que no contábamos es con que si dicha red está conectada a Internet la larga mano de Google llega a los contenidos compartidos, que habría indexado como si se tratase de páginas web.

Se trata de contenidos privados, tanto de empresas como de particulares, a los que Google habría accedido debido a deficiencias en la configuración de dichos discos duros que, conectados a la red interna a través de routers que también están conectados a Internet no tendrían adecuadamente configurado el acceso mediante FTP y por tanto los documentos contenidos en dichos discos duros habrían sido tratados por Google como archivos públicos. Y lo grave es que aparecen como resultados en las búsquedas de Google y cualquier puede acceder a ellos.

Fotografías privadas (íntimas o de viajes, fiestas y celebraciones familiares), documentos de texto personales y profesionales, información bancaria y de tarjetas de crédito, listas de clientes, pedidos… en uno de los casos detectados se ha podido acceder a todos los datos personales y documentos de una familia desde 2009, disponibles a través de una búsqueda en Google. En su caso se trataba de un disco duro Western Digital conectado  a un router Linksys WRT1900AC con la conexión FTP activada.

En concreto habrían resultado afectados los usuarios de discos duros Seagate Personal Cloud, Seagate Business NAS, Western Digital My CLoud y LaCie CloudBox. Para todos aquellos que deseen evitar este riesgo en CSO han preparado una completa guía para explicar cómo comprobar que nuestros dispositivos no están expuestos a esta vulnerabilidad. Si fuera el caso habría que contactar con Google para solicitar que eliminen la información indexada.

Por último no habría que dejar pasar la ocasión para recalcar que esta situación no es culpa de Google, puesto que su buscador rastrea continuamente todos los contenidos disponibles en Internet. Se trata de un episodio más que debe concienciarnos sobre las medidas de seguridad que debemos poner en práctica con nuestros dispositivos cuando están conectados a la Red.

vINQulo

CSO

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor