Google pagará a Italia 306 millones de euros en impuestos fiscales atrasados

LegalRegulación

El gigante tecnológico llega con fisco italiano a un acuerdo similar al que alcanzó hace un año en Reino Unido para pagar con carácter retroactivo el nivel de impuestos que le corresponde en el país.

Google ha acordado pagar 306 millones de euros en impuestos atrasados a Italia e Irlanda para poner fin a una investigación criminal sobre si la compañía evitó pagar la totalidad de sus ingresos durante más de una década  en el país, de acuerdo con los funcionarios fiscales italianos.

El acuerdo resuelve múltiples disputas incluyendo una investigación criminal que llevó a los fiscales de Milán a acusar a Google de generar ingresos de miles de millones de euros en Italia e Irlanda entre 2009 y 2013. La suma también liquida otras disputas para los ejercicios fiscales 2002-2006 y 2014-2015.

Los funcionarios han confirmado que el acuerdo también contempla un proceso para determinar el nivel de impuestos apropiado de Google en Italia en el futuro.

Los de Mountain View han declarado que 303 millones de euros fueron atribuidos a Google Italia y el resto a Google Irlanda. Esto es “además del impuesto de sociedades ya pagado en Italia correspondiente a estos años”, según la compañía.

El gigante tecnológico ha alcanzado un acuerdo similar al que firmó en Reino Unido hace más de un año, pagando 130 millones de libras esterlinas a las autoridades tributarias británicas.

El año pasado, la UE propuso una nueva regulación que requiera que las grandes empresas multinacionales – con ingresos globales superiores a 750 millones de euros y con presencia en el entorno comunitario – informen de la cantidad de ingresos que generan y los impuesto que pagan en cada país europeo en el que operan, además de proporcionar un resumen de la cantidad de impuestos que pagan en otros países.

La Comisión Europea (CE) estimó en el momento que la UE pierde hasta 70.000 millones de euros al año debido a la evasión fiscal de las empresas. Se prevé que la nueva regulación entre en vigor en 2018.

Actualmente, Google se enfrenta a otro caso en Francia, donde las autoridades creen que debe 1.600 millones de euros en impuestos atrasados. El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, declaró el año pasado que no negociarán un acuerdo retroactivo con la  compañía, sino que llevarán a cabo acciones legales.

En España, en junio del año pasado Haciendo investigó las oficinas de Google España en Madrid. Según se reveló, las autoridades fiscales estudian las actividades de la filial española para comprobar si el gigante tecnológico comete algún tipo de infracción en materia fiscal, debido al bajo volumen de ingresos que paga en nuestro país a pesar de obtener unos ingresos millonarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor