Google patenta una curiosa tecnología de seguridad para los coches autónomos

Innovación
1 1 No hay comentarios

En caso de accidente con peatones, la víctima quedaría pegada al capó del coche evitando caer y recibir más lesiones.

En teoría, los coches autónomos son más seguros que los automóviles conducidos por los seres humanos, aunque también se ven involucrados en accidentes.

A principios de este mes el propietario de uno de los modelos de coches sin conductor de Tesla afirmó que su vehículo se estrelló contra un remolque mientras estaba en modo “invocación”.

Para implementar nuevas medidas de seguridad en los coches sin conductor, Google ha patentado una tecnología que permitirá en caso de atropello a un peatón que este quede pegado al capó del coche, evitando caer al suelo y previniendo otra posible lesión, según recoge Mercury News.

Otra patente registrada por los de Mountain View el año pasado ponía de manifiesto el objetivo de la compañía de que sus coches autónomos se comuniquen con los peatones.

La patente recogía un completo sistema de pantallas y altavoces en el exterior del vehículo para evitar los atropellos dando directamente instrucciones a los peatones. El sistema será capaz de señalar cuándo es seguro cruzar o no para reducir las posibles colisiones y los errores humanos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor