Google penalizará a las webs con publicidad intrusiva

MarketingPublicidad

El gigante considera publicidad intrusiva los intersitials y pop ups que tapan el contenido.

Google ha anunciado que a partir de enero de 2017 penalizará a aquellas webs móviles que utilicen formatos publicitarios intrusivos que impidan el acceso al contenido.

Los de Mountain View han alertado del creciente número de ejemplos donde las webs “muestran intersitials intrusivos a los usuarios” que dificultan el acceso al contenido.

“Las páginas que muestran intersitials intrusivos ofrecen una experiencia más pobres que otras páginas en las que el contenido es accesible de forma inmediata”, sostiene Doantam Phan Product Manager en Google Search.

El problema se agrava en el caso del acceso a través de dispositivos móviles, con pantallas más pequeñas.

Así, Google ha decidido que aquellos sitios web que incluyan publicidad intrusiva no serán considerados de tanta importancia. Y esto significa, claro, que no tendrán un lugar privilegiado en los resultados de búsqueda.

Las técnicas publicitarias que se penalizarán son los pop ups que cubran el contenido en el momento del acceso o durante la navegación, los intersitials que se muestran al acceder a un contenido y que el usuario tiene que esquivar y los intersitials que cubren parte de la web.

Ejemplos de los pop ups e intersitials que Google considerará penalizables
Ejemplos de los pop ups e intersitials que Google considerará penalizables

La medida no afectará a aquellos mensajes que cubran el contenido siempre y cuando informen sobre el uso de cookies o pidan la verificación de la mayoría de edad, para el contenido privado que no deba enlazarse y para los banners que pueden cerrarse fácilmente.

Otro varapalo para la industria de publicidad digital

Un reciente estudio elaborado por IAB España desveló que el 26% de los españoles usa adblockers. Las razones que los encuestados citaban para su uso eran principalmente dos: hay mucha publicidad y es muy intrusiva, sobre todo en terminales móviles.

Los formatos más molestos que citaron los usuarios fueron los vídeos y audios con autoreproducción (21%), los pop ups (20%), los anuncios pre-roll que no pueden cerrarse (18%) y los intersitials (13%).

Representantes de la industria publicitaria alertaron sobre la necesidad de buscar fórmulas innovadoras no intrusivas y pidieron más protección a las autoridades regulatorias.

Y es que además de las herramientas clásicas de bloqueo de publicidad, algunos proveedores de servicios valoran la implantación de modelos para que los usuarios puedan gestionar la publicidad que ven. La operadora jamaicana Digicel ha sido la primera, pero puede que no sea la última.

Y ahora es Google quien se suma a la guerra. Dará qué hablar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor