Google presenta su propio coche autopilotado sin volante ni pedales

Cloud

¿Para qué colocar mecanismos de guiado manual del automóvil si lo que tienes entre manos es un vehículo automatizado? Es lo que deben haber pensado en Mountain View y por eso en el vídeo que te mostramos a continuación los pasajeros acceden a un coche en el que no hay más que dos asientos. Ni volante, ni pedales, ni indicadores. Basta decirle el destino y se toma su ruta adaptando la marcha a las circunstancias de la misma.

Google acaba de presentar un prototipo completamente funcional de su interpretación de lo que debería ser en un futuro no demasiado lejano un coche en el que los ocupantes pueden despreocuparse por completo de conducirlo. Imagina poder seguir durmiendo durante esos 40 minutos de atasco que te chupas cada mañana, poder jugar con tus hijos mientras les llevas (os llevan) a clase o poder aprovechar un trayecto para preparar la presentación ante un cliente ajustando los últimos detalles.

El vehículo es completamente autónomo y el pasajero lo único que tiene que hacer es sentarse, abrocharse el cinturón y especificar el destino. Como ir en taxi pero eligiendo tú si quieres conversación o si quieres escuchar la COPE (perdón por el tópico, queridos amigos taxistas). El vehículo automatizado de Google carece de volante o pedales, no es como otros prototipos en los que trabaja Google en los que un pasajero puede llegar a conducir a voluntad el vehículo. En este caso se trataba de demostrar (y vaya si lo han conseguido) las virtudes de la autoconducción y no era necesaria toda esa maquinaria porque además se trataba de comprobar la reacción de los propios ocupantes ante un vehículo de estas características, no solo de conducción autónoma sino donde el propio ocupante no tiene ni siquiera la opción de conducirlo.

Google va a fabricar por sí misma entre 100 y 200 unidades de este prototipo empleando piezas encargadas a distintos fabricantes y suministradores de componentes para automóviles de distintas partes del planeta y tras la presentación hecha hoy por Sergey Brin en la Conferencia de Codificadores ha anunciado que no vamos a tardar en empezar a verlos circular por las calles (al menos no tardarán en determinados lugares de California).

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=CqSDWoAhvLU[/youtube]

Los vehículos, como puede comprobarse en el vídeo son muy básicos (recordemos que también son prototipos) y mediante una serie de sensores analizan el entorno y adecuan su marcha a la ruta programada, las condiciones climatológicas o del tráfico y los posibles obstáculos que puedan encontrarse puesto que  dichos sensores eliminan los puntos ciegos y son capaces de detectar objetos a más de 200 metros de distancia en todas las direcciones. Pasarán a la historia los impedimentos para poder circular libremente entre quienes no tengan carnet de conducir o lo hayan perdido, las personas mayores o con problemas de vista o simplemente el temor a una multa por haber consumido alcohol y conducir porque ahora será el coche quien te lleve a casa mientras tú sacas la cabeza por la ventanilla para refrescarte y que se te pase el pedal que has cogido.

Por supuesto adiós a los accidentes por distracciones o imprudencias y en conjunción con otros sistemas que ya empiezan a montar algunas marcas en sus automóviles a la venta, facilitará llegar a la puerta de nuestro destino y despreocuparnos de encontrar aparcamiento, ya lo buscará el propio coche y cuando lo necesitemos le avisamos con antelación para que acuda a buscarnos.

Brin explica que con estos prototipos quieren perfeccionar el automóvil de conducción autónoma que permitirá mejorar la seguridad en carretera de millones de personas cuya movilidad se verá profundamente transformada.

vINQulo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor