Google quiere llevar sus búsquedas a las apps

Cloud
0 0 No hay comentarios

Una amenaza se cierne sobre Google. Derivado del uso cada vez mayor de los dispositivos móviles para acceder a Internet se está produciendo una disminución en las búsquedas que efectúan los usuarios. Esto está motivando una respuesta para contrarrestar esta circunstancia que estaría poniendo en peligro un mercado del que el buscador obtiene hasta 50.000 millones de dólares anuales.

Un buen pellizco del mercado publicitario que le reporta importantes ingresos a Google, hasta 50.000 millones de dólares al año, estaría tambaleándose por el menor uso del buscador que hacen los usuarios que acceden a la Red desde dispositivos móviles.

El éxito de Google se basa entre otras cosas en el éxito de los métodos que emplea para explorar la ingente cantidad de páginas web existentes en la Red evaluando mediante sofisticados algoritmos la relevancia de sus contenidos. El problema está llegando con la dificultad que para dicha exploración suponen las aplicaciones para dispositivos móviles, que es desde donde cada vez más se accede a Internet.

La respuesta de Google es en primer lugar examinar el modo en que los usuarios utilizan sus dispositivos móviles indexando los contenidos que aparecen en las propias aplicaciones móviles enlazando a los mismos de manera que se incluyan también en las búsquedas como resultados específicos para usuarios de móviles.

No es Google la única en explorar este método puesto que Facebook o Twitter ya están desarrollando estrategias similares, de hecho la red social de Zuckerberg estaría obteniendo ya un cierto éxito con anuncios que piden a los usuarios que se instalen determinadas aplicaciones relacionadas con el contenido que están visualizando cuando lo hacen desde dispositivos móviles.

wsj

Entre los primeros en respaldar esta iniciativa de Google están Wikipedia, Internet Movie DataBase o la guía de restaurantes OpenTable. Así una búsqueda de información de películas mediante Google en un móvil Android mostraría enlaces a la app de IMDB sugiriéndole al usuario que instale dicha aplicación. Según diversos análisis las tiendas de aplicaciones de iOS y Android sirvieron más de 145 millones de aplicaciones instaladas por este procedimiento durante 2013.

Esto tiene también una gran ventaja para los usuarios y no es otra que la adaptación automática del formato y apariencia de la página así como ofrecer enlaces a aplicaciones que en ocasiones pueden resultar más útiles que un enlace a una página web.  Para Google lo importante también es que al ser capaces de acceder al contenido tanto de webs como de aplicaciones pueden facilitar resultados más ajustados a las necesidades de los usuarios.

El problema es que por el momento las aplicaciones se presentan como compartimientos estancos y muchos desarrolladores no se han preocupado en ofrecer los enlaces necesarios para que permanezcan integradas, o cuando lo hacen Google debe llegar a acuerdos de manera individual con cada desarrollador para examinar los contenidos en lugar de favorecer que esa tarea la realicen de manera automática los habituales “exploradores” de Google que están constantemente explorando Internet.

Google en un principio va a desarrollar este sistema únicamente para Android pero se deja abierta la puerta a futuras colaboraciones con iOS en este sentido. Lo determinante de estos enlaces interiores en las aplicaciones es que es en las mismas donde los móviles pasan el 80 % de su tiempo de uso mientras que sólo un 20 % se dedica a acceder a páginas web. Las búsquedas son esenciales para acceder a información en Internet pero esto ha cambiado radicalmente con la popularización de los dispositivos móviles que basan su uso en apps.

vINQulo

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor