Google reparte más de 6 millones de dólares en primas a cuatro altos ejecutivos

Empresas

Opinión. Vaya por delante que se trata de su dinero, que no tenemos duda en que se lo hayan ganado, que los bonus ofrecidos suponen cuantías inferiores a los de años anteriores y que son insignificantes en comparación con el derroche vergonzante visto en otras corporaciones. Aún así, no deja de ser llamativo este tipo de “compensaciones” estando inmersos en una profunda crisis económica y bajo una epidemia de despidos masivos.

Sé que suena demagógico pero a un trabajador despedido de Google se le tiene que remover el estómago cuando la compañía destina por cuatro meses de trabajo, 1,24 millones de dólares a Patrick Pichette, el director financiero que se incorporó en el mes de agosto.

Más cuando Eric Schmidt, CEO de Google, presentó ayer en una conferencia un panorama desolador y su preocupación porque el debilitamiento general de la economía afecte al mercado publicitario online que genera la casi totalidad de ingresos de la compañía. Schmidt calificó de nefastas las actuales condiciones de la economía y predijo que era poco probable una mejora hasta 2010.

A pesar de ello distintos medios subtitulan que el CFO de la compañía ”ha tardado sólo 5 meses en hacerse millonario”. El vicepresidente de ventas globales y el de desarrollo de negocio han cobrado 1,376 millones cada uno y el vicepresidente Jonathan Rosenberg ha sido el mayor beneficiado con una prima de 1,638 millones de dólares.

Eso sí, ni los fundadores Sergey Brin y Larry Page, ni el CEO Eric Schmidt cobrarán un dólar en pluses como ya sucediera en años anteriores. Ya son multimillonarios gracias a las acciones de Google, no creo que le haga falta bonus alguno para pagar la hipoteca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor