Google se acerca a AWS en el acceso bajo demanda a recursos de supercomputación

CloudGestión Cloud

La empresa de Mountain View anunciaba esta semana el acceso a equipos de este tipo que no se están empleando por un precio rebajado.

Google trabaja en su negocio en la nube en múltiples aspectos distintos, en una carrera por hacerse con un sector en el que tiene competencia directa con, entre otros, la división cloud de Amazon, Amazon Web Services o AWS. Ahora, la compañía de Mountain View ha anunciado que permitirá el acceso a sus recursos de supercomputación a bajo precio.

El servicio, que se da a través de lo que denominan preemptible virtual machines, se puso a disposición de los usuarios el miércoles. Permite que las personas que lo contraten puedan aprovecharse del uso de sus máquinas cuando no están siendo empleadas. Aunque esto implica que Google puede cortar y retomar el servicio cuando lo necesite, también cuenta con la ventaja de estar a un precio significativamente más bajo del estándar, al contar con descuentos de un 70%, como explica TechCrunch.

AWS tiene un servicio similar de alquiler a corto plazo de sus sistemas de supercomputación, denominado Spot Instances, con la diferencia de que Amazon lo gestiona a través de un proceso de adjudicación, en tanto Google lo vende mediante un precio fijo. El de AWS se destina, principalmente, a universidades y compañías que no quieren comprar estas máquinas, que normalmente tienen un precio muy elevado, indica The New York Times. El diario también apuesta por que la aparición de Google en el mercado se traduzca en una reducción de los precios de alquiler.

Entre los empleos que se le pueden dar a estos servicios está la investigación científica. Las desventajas de un alquiler temporal de los recursos, principalmente que al ser conexiones limitadas se produzcan pérdidas importantes de información, son mínimas para determinados usuarios del sector, cuyos proyectos están diseñados para ir guardando los datos y reiniciando. De confirmar su apuesta en esta dirección, Google podría tener un nuevo terreno abonado para el crecimiento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor