Google se lanza al mercado de sobremesa

ChromebooksPCProveedor de ServiciosProyectosSistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

La compañía ha presentado su primer ordenador de escritorio, bautizado como Chromebox, y ha renovado su línea de portátiles Chromebook de la mano de Samsung.

Junto a su socia de fabricación Samsung, Google ha presentado nuevos portátiles Chromebook y su primer ordenador de sobremesa al que ha bautizado con el nombre de Chromebox.

Pertenecientes a la Serie 5 de la compañía surcoreana, los renovados Chromebook destacan por ser más rápidos que la generación anterior. Vienen con procesador Intel Core de doble núcleo, 4 GB de memoria RAM, una cámara de alta definición, dos puertos USB 2.0, conectividad Ehternet, Display Port, batería con 6 horas de duración y pantalla con resolución 1280 x 800. La versión Wi-Fi es la más barata de todas, ya que parte de un mínimo de 499 dólares.

Por su parte, Chromebox costará tan sólo 329 dólares. Se trata de una especie de Mac Mini con especificaciones muy similares a la versión portátil y del primer intento de Google por acercarse a los usuarios de escritorio, tanto en empresas como en escuelas. Eso sí, aunque incluye más puertos que los Chromebooks, como Bluetooth y DVI, y se puede conectar a cualquier pantalla, teclado y ratón, carece de lector de tarjetas SD.

Para complementar ambos lanzamientos, el gigante de la G ha decidido lanzar por fin la versión estable de un Chrome OS también renovado. Con una interfaz de usuario mucho más centrada en las aplicaciones, conocida como Aura, ahora la plataforma de Google cuenta con un gestor de ventanas tradicional y aceleración de gráficos por hardware. Asimismo admite ventanas apiladas, un administrador de tareas y soporte para fondos de pantalla.

Google confía en que este arsenal de productos tenga éxito porque “los resultados de instalación e implementación de Chrome OS derivan en un coste total de propiedad para Chromebook inferior a la mitad del precio de los PCs tradicionales”. Tanto es así que, según cálculos de sus responsables, cada tres años las organizaciones se ahorrarían como media unos 4.500 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor