Google se propone mejorar las conexiones Wi-Fi con OnHub, su propio router

MovilidadRedesRedes inalámbricas

Desarrollado en colaboración con TP-LINK, este modelo tendrá continuidad en un segundo router fabricado por Asus antes de que finalice 2015.

Partiendo de que el mundo confía cada vez más en la tecnología inalámbrica para conectarse a Internet, pero que el hardware utilizado para ello quizás no es el más moderno posible, Google ha decidido poner en circulación su propio router.

Se trata de un router que recurre directamente a la tecnología Wi-Fi y que ha sido bautizado como OnHub.

Detrás de este nombre y de su forma cilíndrica encierra la intención de que sus dueños lo coloquen bien a la vista, en vez de ocultarlo en rincones apartados, y también esconde un sistema interno de antenas, diciendo adiós a los cables y hasta a la típica combinación de luces que parpadean.

Para llevar a cabo las tareas de gestión, OnHub viene acompañado de la aplicación móvil Google On, que se puede emplear con terminales Android o iOS.

Entre otras cosas, este router está preparado para adaptarse a las circunstancias, irse actualizando de forma automática, priorizar un dispositivo sobre otro, comprobar el estado de la red y el ancho de bando utilizado o compartir por mensaje con otras personas la contraseña de acceso.

Este primer modelo ha sido construido en colaboración con TP-LINK, aunque la intención de Google es ampliar la familia. Ya se prevé un nuevo router fabricado por Asus este mismo año.

Eso sí, de momento su comercialización está limitada a Norteamérica, donde se le ha puesto un precio de 199,99 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor