Google se ve envuelto en un caso de polémica fiscal en Sudáfrica

Empresas

Las reclamaciones fiscales contra las grandes empresas tecnológicas ponen de actualidad a Sudáfrica, donde se están atacando las políticas de Google en la materia.

Google está en el ojo de la opinión pública sudafricana ya que tributa en Irlanda por los ingresos publicitarios que obtiene en el país africano.

El grupo de comunicación Naspers, el más potente de Sudáfrica, ha sido el que ha hecho prender la mecha a través de su portal 24.com, en el que denunció que el año pasado el fisco de su país dejo de ingresar 140 millones de rands (14 millones de dólares), al permitir que Google pagará los impuestos de sus ingresos publicitarios a través de una filial irlandesa.

Desde el citado medio consideran que esas ventajas fiscales que disfruta Google le ponen en ventaja frente a sus rivales en Sudáfrica.

En ese sentido, Geoff Cohen, CEO de 24.com, ha declarado que hay que “preguntarse si es justo que Google pueda ofrecer un servicio en Sudáfrica sin pagar aquí sus impuestos cuando nosotros si tenemos que hacerlo”.

Matthew Buckland, de la agencia Creative Spark, ha destacado que a pesar de que admira la innovación tecnológica creada por Google, no ve con buenos ojos como opera empresarialmente en Sudáfrica y fuera de los Estados Unidos.

Mientras tanto desde Google han respondido a toda la polémica generada en el país africano asegurando que cumplen con todas las leyes locales, al igual que hacen en todos los sitios donde tienen negocio, informan en ZDNet.

Por último, añadir que el tema fiscal también está en boca de los sudafricanos por la propuesta del gobierno de introducir un IVA para los bienes digitales que entraría en vigor desde el 1 de abril, afectando al mercado de aplicaciones y descargas de contenidos como música y vídeos en smartphones, que hasta ahora estaban exentos del pago de impuestos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor