Google todavía no ha demostrado que no realiza prácticas anticompetitivas con su buscador

Empresas

La polémica entre Google y la UE continua, ya que la empresa californiana no ha sido capaz de demostrar ante las autoridades comunitarias que su forma de actuar fue correcta.

La Unión Europea acusó a Google de competencia desleal y realizó una investigación de más de tres años de la que no ha obtenido buenas noticias.

Según ha comentado Joaquín Almunia, comisario Europeo de Competencia, las pruebas presentadas por la compañía americana no son suficientes para demostrar que su comportamiento no vulneró las leyes de Competencia.

El político español ha solicitado a Google que presente mejores pruebas, y todo apunta a antes de finales de este año tomará una decisión definitiva sobre el caso, que podría suponer una multa de hasta 5.000 millones de dólares para la empresa de Mountain View.

Al Verney, portavoz de Google, ha asegurado que su empresa seguirá trabajando con las autoridades comunitarias para poder llegar a una resolución del caso. En ese aspecto han propuesto marcar claramente sus propios productos en los resultados de búsquedas, incluir enlaces a tres páginas de servicios de sus rivales y facilitar a los anunciantes el traslado a otros plataformas publicitarias.

Desde el Lobby conocido conocido como ICOMP, han criticado a Google y han pedido a la UE que impongan una multa al buscador si no presenta una oferta mejor.

Similar ha sido la reacción del grupo FairSearch, formado por Microsoft, Expedia, Foundem y Twenga, que ha explicado que la oferta de Google no ayudará a que haya más competencia en el mercado de buscadores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor