Google tuvo que pedir ayuda para su retransmisión en directo

Cloud

Los 700.000 internautas que estuvieron conectados de forma simultánea al evento YouTube Live pudieron disfrutar de la emisión, pero para ello Google tuvo que aliarse con Akamai, puesto que su red de distribución de contenidos (CDN) no era lo suficientemente potente.

El pasado 22 de noviembre los usuarios de YouTube pudieron asistir virtualmente a una serie de actuaciones en directo que fueran emitidas a través de este portal de vídeo pero que no pudo bastarse por sí solo para dar salida a tanta información y a tantos usuarios.

Aunque YouTube dispone de su propia CDN para sus contenidos, su especialidad no son los contenidos de vídeo, mucho más exigentes y que tuvieron que ser distribuidos a través de la red de Akamai, una empresa especializada en este tipo de soluciones y que logró que los 700.000 internautas que accedieron simultáneamente al evento pudieran disfrutarlo sin problemas.

vINQulos

TechCrunch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor