Google TV, en la cuerda floja

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

Logitech vende el decodificador por debajo del precio de fabricación para “lograr la aceptación de los consumidores”.

Las expectativas generadas en torno a Google TV, el “set top box” de la compañía de Mountain View, no parecen concretarse como algunas fabricantes esperaban. Logitech fue una de las primeras en apostar por el receptor de televisión de Google, lanzando una versión bautizada como Revue.

Sin embargo, las ventas del dispositivo en el segundo trimestre distan mucho de satisfacer a la marca: durante este periodo se devolvieron más decodificadores de los que se compraron. El precio de Revue, en consecuencia, se reduce considerablemente, de 249 dólares a 99, una cifra menor al coste de fabricación del receptor, que incluye periféricos como un teclado o una webcam para interactuar con el televisor a través de internet.

En lugar de retirar el producto, Logitech ha preferido introducir una agresiva reducción del precio para “lograr la aceptación de los consumidores”. La voluntad de Google de aunar contenidos digitales y pantallas de televisión no parece calar todavía entre los consumidores, a pesar de la proliferación de servicios de este tipo.

“Lanzamos Revue con la esperanza de que generara un importante crecimiento de las ventas a pesar del precio relativamente alto y de la novedad que suponía la televisión inteligente”, ha explicado Guerrino De Luca, consejero de Logitech, al tiempo que ha reconocido que “hay algunas cosas que deberíamos haber hecho de forma diferente”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor