Google no puede salvar la prensa escrita

Empresas

Mientras los medios de comunicación tradicionales pierden anunciantes, el buscador crece un 30% al año en sus ingresos publicitarios.

La crisis económica está tenido como efecto que los medios tradicionales (prensa escrita, radio, televisión, carteles) vean cada vez más complicado obtener ingresos publicitarios. Por su parte, parece que los usuarios se inclinan hacia el hogar y los medios digitales para informarse, lo cual está haciendo moverse el flujo de los anunciantes hacia Internet.

Al menos Google, acusada por muchos de matar a la prensa y robarle esta importante fuente de financiación, sigue creciendo en este ámbito, con un incremento interanual de sus ingresos por publicidad del 30%.

El consejero delegado del gigante tecnológico, Eric Schmidt, cree que Google podría echarle una mano a la prensa generando una nueva fuente de ingresos, pero no salvarla. “Somos capaces de proporcionar clicks a las páginas web de los diarios para que ellos las moneticen. Eso les puede suponer algunos ingresos. El problema es que estos no son suficientes para compensar la pérdida de sus otros ingresos”.

Según una entrevista realizada a Schmidt en la revista digital Fortune el problema del medio impreso reside fundamentalmente en la publicidad y los gastos que tiene un periódico en cuanto a impresión y distribución. El CEO de la compañía no cree que el conflicto radique en la demanda, ya que la gente consume cada vez más información. “La gente ama las noticias, las discute, las copia, las envía. Internet ha hecho las noticias más accesibles”.

Google considera que negocio está cambiando inevitablemente y que el futuro de la información pasa por los medios digitales, la gratuidad y la universalidad: “Tenemos mecanismos para aumentar las suscripciones online pero una de las razones para que estas no despeguen es que la cultura de Internet quiere que la información sea gratis”.

Pese a las críticas que se le achacan al buscador desde éste afirman poder hacer poco por el modelo tradicional de información impresa: “La buena noticia es que podríamos comprar diarios. Tenemos el dinero para ello. Pero no creo que comprando periódicos resolvamos sus problemas de negocio.”, concluye Schmidt.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor