Google quiere una publicidad que ‘no moleste’

Empresas

La firma de Mountain View ha anunciado que a partir del próximo mes penalizará a los anunciantes que usen páginas de aterrizaje que se carguen de forma lenta.

Google quiere terminar con la publicidad molesta. Por este motivo, ha decidido penalizar a los anunciantes que, dentro de su sistema AdWords, dispongan de anuncios publicitarios online que contengan una página de aterrizaje que se cargue de forma muy lenta. Este tipo de acciones contarán de manera negativa en el apartado ‘Quality Store’ de su sistema de anuncios relevantes, puntuación que a la postre determina la posición de los anuncios en las páginas de Google.
La medida, anunciada en el blog ‘oficial’ Inside AdWords, se llevará a cabo en unas semanas, informa Vnunet.com. En el momento en el que la decisión entre en vigor, se otorgará un mes de plazo a los anunciantes para que en los casos necesarios se aumente la velocidad de carga de los anuncios.

Para adoptar esta medida el buscador tendrá que medir el tiempo que tarda en redireccionar y cargar la página a la que te guía el anuncio. Google modificará su sistema automatizado de promoción de anuncios teniendo en cuenta el tiempo de carga de los enlaces proporcionados por los anunciantes; el buscador dará mayor prioridad a los que tengan menor tiempo de carga.
Según Google, hay otros factores que también pueden dificultar el tiempo de carga, el más común de ellos es la lentitud de los servidores y las múltiples páginas a las que te desvían.
Desde AdWords se ha reconocido que “los usuarios prefieren no esperar mucho tiempo para que se carguen las páginas a las que quieren acceder. “Son más propensos a abandonar las páginas de aterrizaje que se cargan lentamente”, se afirma.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor