Grandes esperanzas… y pocos hechos en la aventura china del iPhone

Empresas

Tras el primer fin de semana de ventas en el esperado mercado chino, los distribuidores aún cuentan con stock del popular smartphone.

Estar en China era algo a lo que Apple no podía escapar y algo que los analistas pronosticaban y esperaban desde hacía largo tiempo. El mercado chino es uno de los pocos que mantiene tasas de crecimiento muy elevadas, mientras los países occidentales ven como las alzas del mercado de telefonía de los últimos años están muy lejos de ser repetidas.

De la mano de China Unicom, Cupertino anunciaba en verano que lanzaba su smartphone estrella en el gigante asiático y, aunque inversores y analistas se frotaban las manos ante el potencial del desembarco, los datos empujan a creer que el sueño chino podría tener mucho más de espejismo que de realidad. La aventura china del iPhone podría ser mucho más modesta que su desembarco en otros países.

Nada que ver con las colas de desesperados compradores registradas en otros países
: el efecto Apple de fans insomnes que hacen cola durante horas para hacerse con su preciado producto de la casa no se han registrado tan a lo grande en la fiesta y lanzamiento del iPhone en China.

Las colas no eran ni mucho menos tan largas como el espacio previsto para ellas podría empujar a pensar, según la información que publica Financial Times, que recuerda como una encuesta en el portal más popular del país demostraba, recientemente, que sólo el 11,7% de los internautas chinos están dispuestos a hacerse con el teléfono.

La culpa, según la prensa económica, podría estar en el elevado precio del producto (5.000 yuanes, 500 euros) y en que la compañía haya desconectado la conexión WiFi de su smartphone para responder a la legislación china. Además, la versión pirata lleva muchos años de ventaja a la legítima.

Tras un fin de semana de ventas, y a pesar de que la introducción del teléfono llevaba tres años de retraso en el mercado chino, las diferentes tiendas autorizadas continuaban contando con stock, según publica The Wall Street Journal.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor