Grandes hackeos de la historia informática [Galería]

CiberguerraSeguridad
0 0 No hay comentarios

La filtración de datos sufrida por la web de contactos Ashley Madison no es un caso aislado, y es que antes se produjeron otras acciones de ciberdelincuencia bastante sonadas.

Un grupo de hackers que se hace llamar Impact Team dio la campanada el pasado mes de julio cuando consiguió penetrar en los sistemas de Avid Media Life, la compañía que opera la famosa página web de contactos Ashley Madison.

En un primer momento no se filtraron datos, pero sí se criticó este modelo de negocio y se dejó una amenaza en el aire. Los autores del delito dijeron que procederían a la difusión de la información que habían obtenido, como perfiles y transacciones bancarias, si no cesaba la actividad de esta web que facilita a personas con pareja o casadas vivir aventuras amorosas fuera de sus relaciones oficiales.

Y así sucedió hace tan sólo unos días. Con más de 37 millones de usuarios y la oferta de un servicio que promete el borrado de la información que se va generando con su uso, Ashley Madison se ha convertido en el último objetivo de un gran hackeo en el panorama informático internacional.

Tras la vulneración de las medidas de seguridad que habían establecido, sus responsables se enfrentan ahora a un problema de credibilidad.

Pero hay que recordar que ésta no ha sido la primera empresa en caer. Antes que ella ha habido otras víctimas de la ciberdelincuencia, que a lo largo de los últimos años han ido acumulando todo tipo de consecuencias de gran calado, incluso financieras, tal y como os mostramos en la siguiente galería:

Grandes hackeos

Image 1 of 18

Epsilon
En 2011, la base de datos que maneja la firma de marketing Epsilon fue vulnerada. Tanto direcciones de email como nombres de clientes quedaron en manos de los ciberdelincuentes, que se armaron de material para emprender campañas de “phishing” y, a partir de ahí, intentar apropiarse de datos bancarios. No en vano, tal y como informaba Silicon Week en ese momento, entre sus clientes se encontraban entidades del calibre de JPMorgan Chase, Citi o Capital One, y movía 40.000 millones de correos anuales.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor