Grises navidades para la industria de los semiconductores

Empresas

Gartner confirma lo que el mercado ya temía y pone números a las pérdidas: los ingresos de esta industria caerán en 12.000 millones de dólares.

No es la mejor época del año para mantenerse al margen de los buenos deseos, pero la industria de los semiconductores afrontará el cierre de 2008 y el inicio del nuevo año no con las mejores perspectivas.
Las Navidades se presentan de color gris para las compañías de este mercado, que acaban de asumir una corrección a la baja de sus próximos resultados.
Gartner da la razón al sentir general del mercado y apunta que el balance final del año podría arrojar unos ingresos unos 12.000 millones de dólares (8.780 millones de euros) menos que en el ejercicio precedente. La tasa de crecimiento interanual se situaría, por tanto, en un nada optimista -4,4 por ciento, siendo Intel (+1,1 por ciento), Qualcomm (+15 por ciento) y NEC Electronics (+5,3 por ciento) las únicas empresas que presentan una previsión de resultados positivos.
“En el último trimestre de 2008, las condiciones de mercado se han deteriorado significativamente”, confirma el vicepresidente de investigación de Gartner, Andrew Norwood.
Los casos más sangrantes son los de Infinion y su filial Qimonda, que en conjunto ven como la consultora sitúa su crecimiento en un -20,8 por ciento, y Hynix Semiconductores, que presentará un crecimiento negativo del 29,7 por ciento.
La primera es la protagonista de un culebrón de ventas imposibles en el que parece poco probable que pueda deshacerse de su adquirida, Qimonda, que es quien de hecho lastra sus resultados.
Situación casi similar es la que afronta SanDisk. La compañía se ha situado en pérdidas, por lo que espera ser comprada por alguna de sus rivales, algo que semeja cada vez más complicado ante la situación del sector.
De hecho, la situación de la firma es cada vez más difícil. La coyuntura económica, que ya había obligado a Toshiba a reducir la capacidad de sus plantas de producción, ha empujado a SanDisk a tomar la misma drástica decisión. La empresa hará un parón entre el 31 de diciembre y el 12 de enero en la producción de sus fábricas 3 y 4, aunque reasumirá luego su funcionamiento para llegar a ratios de producción del 70 por ciento, lo que supone una reducción del 30 por ciento en su capacidad.
“La duración y la extensión de esta reducción en el rendimiento de las fábricas dependerá de las condiciones del mercado”, apuntan fuentes de SanDisk que recoge Cnet.
Las previsiones de los analistas no le ponen nada fácil a la compañía reasumir su capacidad total de fabricación. “Desafortunadamente para los vendedores, 2009 va a ser considerablemente peor“, apunta Norwood, que destaca que ya se han establecido paralelismos entre este declive en la demanda con el que siguió al estallido de la burbuja de las punto com.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor