Groupon, contra las cuerdas

Empresas

Las previsiones de la compañía de cuponing están muy por debajo de lo esperado. La salida de Mason podría adelantarse.

La compañía de cuponing más grande del mundo no pasa por un buen momento.

Las previsiones presentadas, agravadas por la caída en las ventas, han quedado muy por debajo de lo esperado por los mercados. El castigo ha sido inmediato: el valor de sus títulos en bolsa ha caído hasta un 29%, un 70% desde su estreno en el parqué en 2011.

Groupon ha dicho que los ingresos del primer trimestre fiscal oscilarán entre los 560 millones de dólares y los 610 millones de dólares. Wall Street esperaba 647,7 millones de dólares. Groupon también ha vendido menos de lo esperado, 2 millones de dólares menos.

La compañía necesita un giro en el modelo de negocio, opina Edward Woo, analista consultado por Bloomberg. La compañía debe pasar de ser “un negocio de ofertas diarias a ser un motor de e-commerce”.

Este giro comienza con cambios en la cúpula directiva. La compañía de cuponing decidió ya en noviembre reemplazar al actual CEO, Andrew Mason. Resolvieron darle unos ejercicios más de margen, hasta que buscaran un sucesor.

Las previsiones presentadas sin embargo, podrían acelerar la búsqueda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor