Guía práctica para evitar los fraudes en las compras navideñas

CloudEmpresasMercados FinancierosSeguridadVirus

RSA, la división de seguridad de EMC, nos ofrece algunas pautas y consejos a seguir para intentar reducir al mínimo el fraude en las transacciones electrónicas que no requieren la presencia física de la tarjeta de crédito.

rsalogo.gif

El periodo navideño tampoco queda olvidado para los cibercriminales, ya que saben que durante estos días las transacciones monetarias para pagar los regalos se multiplican exponencialmente, por lo que la división de seguridad de EMC, RSA, acaba de publicar algunos consejos a través de la siguiente guía práctica, los cuales pueden ayudar a los compradores a reducir estos peligros:

1) Ofertas con “trampa” – Una de las prácticas favoritas de los delincuentes durante las fiestas navideñas es lanzar la siguiente campaña fraudulenta: “Compre desde esta web de descuentos y ahorre en las compras de Navidad” ¿Quién no queda tentado por los grandes descuentos en la situación económica actual? Pero es recomendable comprobar el vendedor antes de entregarse a una compra “demasiado buena para ser cierta”. Acciones como las “pruebas gratis” a menudo están acompañadas de condiciones y términos en letra pequeña que le atrapan en grandes pagos. Si le ofrecen una prueba gratuita de un producto, pero le solicitan los datos de su tarjeta de crédito para sufragar los costes de envío es que la prueba no es gratuita y probablemente le supondrá un gran gasto de envío o de cancelación. Este tipo de estafas a menudo terminan con el cliente teniendo que cancelar la tarjeta, asumiendo los problemas acarreados por la pérdida de solvencia y, en muy raras ocasiones, en la no recuperación del dinero a causa de las inteligentes cláusulas y condiciones introducidas en la letra pequeña.

2) Datos personales –
Cualquier dato personal es valioso para los estafadores. Aunque no puedan hacerse con los datos de su tarjeta, pueden usar otros datos personales suyos para hacerse pasar por usted. Datos como su fecha de nacimiento o el nombre de familiares son muy populares en las empresas para la identificación cuando se mandan mails o se llama por teléfono. Si el estafador consigue estos datos puede llamar al banco y saltarse los controles de seguridad fácilmente. Si alguien le solicita datos personales tenga estas tres cosas en cuenta: quién pregunta, para qué lo están preguntando y por qué lo necesitan. También hay que cuestionarse si los datos personales que le están preguntado son proporcionales a la acción que se quiere realizar. Por ejemplo, si alguien le llama ofreciéndole un nuevo teléfono móvil “gratis” y, a continuación, comienza a preguntar todo tipo de datos personales… ¡debería sospechar y encender todas las alarmas!

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor