Hace 40.000 años ya existían los hashtag

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 3 comentarios

¿Pruebas de que el viaje en el tiempo existirá algún día y que un tuitero llegará al pasado? ¿Vestigios de redes de microblogging de la era del Homo Neandertalensis? ¿Jugaban ya al tres en raya? ¿O simplemente se trata de una de las formas más simples de efectuar una serie de trazos, especialmente si se trata de hacerlo sobre la dura superficie del interior de una cueva en Gibraltar? Parece que más bien va a ser esta última la explicación al último descubrimiento arqueológico efectuado en el Peñón, del que te mostramos una imagen.

Cualquier usuario de Twitter reconocerá inmediatamente el trazo grabado en la piedra como el símbolo que antecede a un hashtag. También lo hará cualquier músico familiarizado con la alteración musical que eleva un semitono la altura de la nota, el sostenido.

La cara este del Peñón Gibraltar acoge la cueva Gorham, donde un equipo de arqueólogos ha descubierto recientemente unos trazos grabados rudimentariamente en la pared interior de la misma hace nada menos que 40.000 años. La primera sorpresa es que la naturaleza del diseño demostraría que el Hombre de Neandertal ya era capaz de representar de manera abstracta cierta simbología, lo que echa por tierra la concepción primitiva y poco desarrollada de estos antepasados nuestros.

gibraltar hashtag

 

Algunas de las pruebas que los arqueólogos han efectuado sobre estos grabados están dirigidas a determinar si podían deberse a algún factor accidental pero se ha demostrado que estaban hechos a propósito. De hecho se ha comprobado que dada la dureza de la roca y teniendo en cuenta los materiales disponibles en la época habrían sido necesarios al menos un centenar de golpes para conseguir unos trazos similares, con lo que queda completamente descartado el factor casual incluso para el propio patrón “gráfico”.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=x62sWppM3co[/youtube]

Este descubrimiento viene a sumarse al de restos de primitivos adornos a modo de joyas que se usaban en la época y que demostrarían la capacidad de los neandertales para representar formas abstractas mediante utensilios rudimentarios. Quiere la casualidad de que hoy día unos de los símbolos más usados en esta moderna era tecnológica, presente en todos os teclados de teléfono móvil y en los hashtag de Twitter, comparta diseño con este primitivo arañazo en las entrañas del Peñón de Gibraltar. Ríete de la elipsis temporal de “2001, una odisea del espacio”.

vINQulo

New Scientist

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor