Un entorno de trabajo en la palma de la mano: retos y beneficios

CloudEmpresasVirtualización

El crecimiento masivo de dispositivos móviles y el de la tendencia BYOD plantean tantos retos como oportunidades a las empresas, que miran a soluciones de virtualización.

Especial desde Los Angeles

El mercado del WaaS (entorno de trabajo como servicio, por sus siglas en inglés) crecerá desde los 2.400 millones de dólares en 2011 hasta los 3.500 millones de dólares en 2016, según estimaciones de IDC en 2012.

Estudios más recientes que recogen el crecimiento masivo de dispositivos móviles y fenómenos como BYOD en los entornos de trabajo indican que el crecimiento se multiplicará por 15 en los próximos 3 años.

Acualmente el 61% de los trabajadores de la industria TI trabaja desde fuera de la oficina, según información facilitada por Citrix. Más del 70% considera que las herramientas de las que dispone son insuficientes para llevar a cabo su trabajo. Los analistas esperan que en 2017 la mitad de los trabajadores utilizarán sus dispositivos para acceder al entorno profesional.

Llevar un entorno de trabajo a un dispositivo móvil plantea tantos retos como beneficios. Natalie Lambert, del equipo de marketing de Citrix y ex analista de Forrester, sintetiza en seis los principales desafíos que se plantean.

“Hay seis exigencias que cualquier player que ofrezca un entorno de trabajo móvil debe tener en cuenta”, nos comenta en una charla privada en el marco del Synergy 2014, que organiza Citrix en Los Angeles.

“Capacidad de ofrecer soluciones colaborativas, que den respuesta a cualquier aplicación, que permitan el acceso a datos corporativos, desde cualquier dispositivo, desde cualquier red o nube y que sin duda todo esto sea seguro”, comenta.

Los productos más completos los ofrecen Amazon, con su Worskpace Services; VMware con Horizon y Citrix, con su batería de productos como la familia Xen o el recién lanzado Workspace Suite, ya compiten por liderar el mercado. La diferencia con Google y Microsoft, que también ofrecen herramientas que permiten el trabajo flexible (GoogleDrive o Skype) es que son completas, de principio a fin, diseñadas para un entorno profesional seguro y exigente, alejado del mercado de consumo.

Una inversión con retorno asegurado

Las soluciones de virtualización de entornos de trabajo están diseñadas para todo tipo de empresas que necesitan un control absoluto de los procesos del negocio en todo momento, desde cualquier lugar y dispositivo. Sin duda las empresas más grandes son las más favorecidas.

Entidades del sector público (instituciones gubernamentales, sanidad, transporte público) y privado (retail, finanzas) son los principales beneficiarios de las bondades del todo, desde cualquier lugar y dispositivo.

Los socios de Citrix, reunidos en Synergy, coinciden en que han aumentado en productividad y agilidad, ahorrando además costes en el medio plazo.

Dennis Rachiele, responsable de redes del negocio familiar Taco, que se dedica a la fabricación de sistemas hidráulicos en un pequeño estado de los EEUU, no se imagina la posibilidad de gestionar su negocio sin soluciones de virtualización.

“Las modificaciones de última hora pueden ser respondidas en el momento. Cualquier empleado de cualquier almacén recibe y gestiona los cambios en tiempo real, evitando dar pasos innecesarios”, como el envío de un pedido que ha sido modificado a última hora, nos comenta.

Para Chris Lin, presidente de servicios de Infraestructura en AutoDesk, también supone el refuerzo de la innovación.

Considera que la innovación sigue estando en las personas, pero no duda que este tipo de herramientas facilita el trabajo que antes resultaba más pesado. Agiliza procesos y por tanto hay más tiempo para centrarse en pensar “cómo mejorar la compañía”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor