Hacia un mercado de ebooks de segunda mano

Empresas

Amazon ya es la propietaria de una patente que recoge la idea de dejar prestado un bien digital.

¿Es posible dejar prestado un objeto virtual? ¿Puede hablarse de un mercado de bienes digitales de segunda mano?

Lo cierto es que la tecnología para levantarlo ya existe y Amazon ya la ha patentado.

La idea es que una copia de aplicaciones, piezas de audio, vídeo o ebooks que suelen almacenarse en los equipos de los usuarios, se trasladen al almacén de datos de otro usuario. Esto implica que el contenido se borrará del equipo del usuario inicial –el de aquel que ha adquirido el bien digital en un principio-.

Visto que un bien digital no puede deteriorarse -no al menos por motivos de mal uso-, Amazon sería quien determine la duración de su vida. Cuando un objeto sobrepase el número de movimientos y descargas, podrá suspenderse.

La idea de dejar prestado un ebook ya se contempla en ReDigi, un servicio de poco más de un año de vida.

El método que se utiliza es ligeramente diferente, explica TechCrunch. En el caso de ReDigi, antes de descargarse en un nuevo dispositivo, el ebook llega hasta los servidores de la firma. No se presta una copia, sino la pieza digital original.

Claro que, si lo que Amazon pretende es la comercialización de copias y no de originales, ¿puede hablarse de un mercado real de segunda mano?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor