Hacienda somos todos (también los cibercriminales)

Seguridad

El cierre de las campañas de recaudación de impuestos impulsa el envío de phishing.

Los cibercriminales han decidido hacer suyo aquel eslogan que decía “Hacienda somos todos” y se han sumado al carro de las peticiones fiscales.
Con un par de datos personales de los contribuyentes, los delincuentes del ciberespacio crean falsos mails de las agencias tributarias de los diferentes países para reclamar pagos que no existen o datos de cuentas corrientes.
El cierre de las campañas de impuestos relacionadas con el pasado año fiscal hace que la recepción de correos relacionados con el tema se normalice.
“Estas estafas se dan en todo el mundo, pero son más comunes en aquellos países donde las declaraciones electrónicas de impuestos y la banca online son populares y ampliamente aceptadas, como Estados Unidos, Brasil, Canadá o España, por nombrar algunos”, explica el gerente de Investigación de Amenazas de Trend Micro, Jamz Yaneza.
La especialista en seguridad ejemplifica el modus operandi de los criminales con unos de sus últimos temas de fraude favoritos en Estados Unidos, donde han utilizado los planes de estimulo de la Administración Obama (que da una inyección directa de capital a los individuos) para crear phishing. Un mail con apariencia oficial pedía datos financieros de los usuarios. “Este fraude es una consecuencia natural de la explosión del robo de identidad, técnica en la que los criminales adoptan la identidad de la gente para cometer crímenes”, apunta Yaneza.
Los ministerios de Finanzas y Hacienda de Australia y Brasil ya han sido protagonistas involuntarios de estos correos electrónicos. Atención, por tanto, a los correos electrónicos de la Agencia Tributaria.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor