Durante una década hackers chinos han actuado contra empresas y gobiernos del sudeste asiático

CiberguerraCiberpoderRegulaciónSeguridad

Son las revelaciones de un nuevo informe que apunta al estado chino como el promotor de campañas de hacking en la región desde al menos 2005.

Hackers chinos han estado espiando a gobiernos y empresas del sudeste asiático y la India de forma continua desde hace una década, según ha dado a conocer la empresa de seguridad de Internet FireEye.

“Las operaciones de espionaje cibernético se remontan al menos a 2005 y se centran en objetivos de gobierno y comerciales para obtener información política, económica y militar clave de la región”, de acuerdo con el informe emitido por la compañía que recoge Reuters.

El hacking también ha afectado a ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), así como a periodistas interesados en cubrir información de China. Otros objetivos han sido compañías indias o de la región de sectores como la construcción, energía, transporte, telecomunicaciones y aviación.

Según Bryce Boland, director de Tecnología para Asia Pacífico de FireEye y coautor del informe, “el espionaje todavía está en curso”.

“Este esfuerzo de desarrollo sostenido, planificado y continuado en el tiempo nos lleva a creer que la actividad ha sido patrocinada por el estado”, ha afirmado el investigador.

China ha sido acusada antes de ciberespionaje por países con metas en el sur y sudeste de Asia. En 2011, los investigadores de McAfee informaron de una campaña denominada Shady Rat que atacó a los gobiernos e instituciones de Asia, entre otros objetivos.

Con anterioridad, en 2004, Singapur denunció sofisticados ataques de ciberespionaje a varios de sus ministerios.

La campaña descubierta ahora por FireEye difiere de otras operaciones similares, sobre todo, en su alcance y la prolongación en el tiempo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor