“Hemos conseguido posicionarnos como la alternativa real a los operadores tradicionales”

OperadoresRedes

El director general de KPN en España, Jochen Doppelhammer, defiende que “cada persona es un mundo y KPN quiere ser su operador preferido”.

KPN es una compañía relativamente joven en el mercado español, pero aún así sus operadoras, como Simyo, se están convirtiendo en algunas de las más conocidas para el público español.
Una política de precios agresiva y “una oferta única” son sus señas de identidad. “Gracias a nosotros la verdadera competencia ha entrado en mercado de la telefonía móvil”, explica el director general de KPN en España, Jochem Doppelhammer.
Sus diferentes apuestas de mercado llegan a diferentes nichos de mercado, en un intento por alcanzar a todos sus potenciales clientes. “Cada persona es un mundo y KPN quiere ser su operador preferido”.
Blau, su última apuesta, es su último intento por “colocar el producto al alcance del mayor número posible de gente”.
Simyo lleva menos de un año asentada en España, pero aún así tiene una presencia muy importante en el mercado. ¿Cómo valorarían estos primeros meses de toma de contacto?

El balance estos casi diez meses es muy positivo. En tan poco espacio de tiempo hemos conseguido posicionarnos como la alternativa real a los operadores tradicionales. Estamos especialmente orgullosos de que gracias a simyo los operadores móviles virtuales ya no suenen como algo extraño al gran público. Gracias a nosotros la verdadera competencia ha entrado en mercado de la telefonía móvil

La compañía ha hecho de sus tarifas una de sus señas de identidad y acaba de anunciar una bajada de precios que la posiciona frente a Yoigo. ¿Hasta qué punto es esta lucha de precios sostenible? Es decir, ¿hasta dónde podrán resistir las operadoras en esta carrera de bajadas?

Las tarifas bajas son una de nuestras señas, pero también lo son el hecho de que no tenemos consumo mínimo, ni contratos de permanencia. Además, estamos en contra del bloqueo de terminales. Y ofrecemos algo que nadie se ha atrevido a hacer: la baja online instantánea.
Todo esto, junto con las tarifas, hacen que nuestra oferta sea única. Ningún operador en el mercado puede decir lo mismo. Con esto quiero decir que la lucha por nuestra parte no es sólo por las tarifas, sino por un modelo de operador que convierte al cliente en el elemento central. Presentamos un modelo de negocio beneficioso para ambas partes: para el cliente y para nosotros.
¿Cuáles son las claves que permiten a Simyo mantener una política de precios tan agresiva?

Las respuesta es sencilla. Tenemos un modelo de negocio con unos costes muy ajustados. Para que sea fácil de entender, operamos como los bancos online, es decir, nuestros clientes pueden hacer todas las gestiones a través de Internet: comprar la SIM, activar el buzón de voz, ver su consumo… Esto nos permite reducir los costes operativos.


Otro de los elementos que nos permiten bajar las tarifas es que no subvencionamos terminales. Aunque la gente no suela pensar en ello, la subvención del terminal hace que el operador tenga que recuperar el dinero por otra vía, normalmente unos precios más elevados. Y, por último, otro elemento que nos permite mantener bajos los precios es que reducimos el margen de beneficio frente a lo que hacen otros operadores.

¿Cuáles son las principales diferencias del modelo de negocio de las OMV frente a las operadoras tradicionales?

Como decía antes, la principal diferencia de simyo frente a los operadores tradicionales es la estructura de costes. En nuestro caso nos centramos en ofrecer al cliente lo que éste demanda de un operador de telefonía móvil: un buen servicio a un precio razonable.
No regalamos terminales. No atamos a los clientes. No obligamos a un consumo mínimo. No tenemos una maraña de tarifas. Ofrecemos a los consumidores una tarifa clara, a un buen precio y con una cobertura total. Gracias a todo esto hemos conseguido cambiar el modelo de operador de telefonía móvil en España.

¿Cuáles son las principales líneas de trabajo de Simyo para los próximos meses?

Mantener el impulso inicial y seguir con el ritmo de crecimiento tan elevado que llevamos ahora mismo. Otro tema importante es nuestra lucha contra los contratos de permanencia y el bloqueo de terminales. Y por supuesto, seguiremos pensando la forma de ofrecer los mejores servicios a nuestros clientes al mejor precio.

En este sentido, ¿cuál es su previsión de crecimiento? ¿Cuál es el número de abonados que esperan alcanzar de aquí a los próximos dos años?

Nuestra intención es situarnos entre los cuatro operadores más importantes del mercado español. Somos conscientes de que es una tarea dura y que tardaremos algo de tiempo, pero estamos convencidos de que lo conseguiremos.

– KPN acaba de presentar un nuevo lanzamiento. ¿Podría adelantarnos las características de esta nueva línea, más allá de su precio y los lugares de venta? ¿Cuál será el público al que se dirige?

Desde el momento en que KPN desembarcó en España dijimos que queríamos convertirnos en un operador multimarca para llegar a todos los nichos de mercado que ahora mismo están desatendidos. Y para ello lanzamos marcas propias como simyo o Blau, y marcas con partners, como Bankinter, XL Móvil o TalkOut.


Respecto al nuevo lanzamiento, la idea es colocar un operador de bajo coste al alcance de todo el mundo gracias a una red de distribución lo más amplia posible. Se trata de un producto en el que todo está pensado para que el cliente consiga reducir su factura de teléfono al máximo.
Por lo tanto, su público es tan amplio como el número de usuarios de telefonía móvil. Al fin y al cabo, si puedes pagar menos por el mismo servicio, ¿por qué seguir pagando tarifas mas elevadas?

Su nueva línea comercializa parte de su producto en Sfera, una tienda de moda. ¿Blau será la llave para que KPN lleve el negocio de la telefonía móvil a todos los nichos de mercado? Es decir, ¿se introducirá la telefonía en todas las puertas de mercado, más allá de los tradicionales kioskos o supermercados?
Blau inicia su andadura con un acuerdo de distribución con la red Telecor. Como decía, la idea es colocar el producto al alcance del mayor número posible de gente.
Estudiamos todas las posibilidades de distribución y venta para conseguir estar presentes en todos los nichos de mercado. Existe una gran demanda insatisfecha por parte de los operadores tradicionales y queremos ofrecer un producto que se ajuste a sus necesidades. Y si para ello tenemos que lanzar nuevas marcas, así lo haremos.
– ¿No chocará con su otra oferta móvil, Simyo?
Cada marca de KPN está ideada para llegar a públicos diferentes. Es cierto que podrían solaparse para una pequeña parte del público objetivo, pero creemos que la oferta comercial de cada producto está dirigida a un perfil diferente de consumidor: los que llaman al extranjero, los que llaman a unos pocos números, los que navegan por Internet…
Cada persona es un mundo y KPN quiere ser su operador preferido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor