El heredero del imperio Samsung podría ser detenido

JusticiaRegulación

La fiscalía de Corea del Sur ha solicitado una orden de detención contra el vicepresidente de la compañía por un caso de corrupción.

Malas noticias de nuevo para Samsung, aunque en este caso nada tienen que ver con fallos en sus productos.

Jay Y Lee, vicepresidente de Samsung, ha sido declarado sospechoso de haber efectuado sobornos en Corea del Sur, y la fiscalía del país ha ordenado su detención, recogen en Reuters.

El dirigente, que fue interrogado por una comisión independiente durante un período de 22 horas entre el jueves y el viernes de la semana pasada, podría terminar en la cárcel si un tribunal de Seúl emite la orden de detención que pesa sobre él.

Según se ha publicado, Lee podría haber llevado a cabo donaciones equivalentes a cerca de 17 millones de dólares a una fundación que estaba presidida por Park Choi Soon, amiga de la presidenta de Corea del Sur.

A cambio, el ejecutivo habría logrado que el servicio nacional de pensiones, uno de los accionistas más relevantes de su compañía, diera su aprobación a la fusión de Cheil Industries y Samsung C&T, un paso esencial para que Lee pudiera hacerse con el control de la compañía.

En ese sentido, hay que recordar que el acusado es hijo del actual presidente de Samsung, Lee Kun Hee, y desea ponerse ya al frente de la compañía para suceder a su padre, que por está hospitalizado desde 2014 por culpa de un infarto.

Por último, indicar que el escándalo de corrupción al que alude la noticia es de tal magnitud en el país asiático, que la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, está inmersa en un proceso de ‘impeachment’ que podría obligarla a decir adiós a su cargo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor