Hewlett Packard Enterprise sufrirá una nueva división

Adquisiciones y FusionesEmpresas
0 0 1 comentario

La compañía de que dirige Meg Whitman ha decidido separar su segmento de Enterprise Services para fusionarlo con el negocio de CSC, algo que debería culminar en marzo de 2017.

La división entre HPE y HP Inc. no es la última a la que se va a enfrentar la compañía californiana.

Ahora que esa primera separación ya se ha completado, Hewlett Packard Enterprise ha anunciado la escisión de sus Enterprise Services. Este negocio pasará por un proceso de spin-off para separarse del resto de sus operaciones y, al final, acabar fusionándose con CSC hasta conformar una organización de la que HPE poseerá la mitad de sus acciones. Se trata de un movimiento que HPE defiende como solución para “afinar aún más su liderazgo en la construcción de soluciones vitales de infraestructura extremo a extremo necesarias para alimentar las revoluciones móvil y cloud empresariales”.

“La ‘separación-fusión’ de la unidad de Enterprise Services de HPE con CSC es el siguiente paso correcto para HPE y nuestros clientes”, explica Meg Whitman, presidenta y CEO de la primera de esas compañías. “Los clientes de Enterprise Services se beneficiarán de un negocio de servicios más fuerte y versátil, capaz de innovar mejor y de adaptarse a una panorama tecnológico que cambia continuamente”. En opinión de Whitman, “como dos empresas independientes con escala global, balances sólidos y centradas en proyectos de innovación, tanto HPE como la nueva empresa que combina CSC y el segmento Enterprise Services de HPE se encontrarán bien posicionados como líderes en sus respectivos mercados”.

En el mismo tono se ha pronunciado su homólogo en CSC, Mike Lawrie, que prevé la formación de “un empresa de servicios de tecnología global más potente, versátil e independiente” que podrá “ayudar a los clientes a triunfar en sus travesías transformación digital”. Al juntar CSC y HPE Enterprise Services se espera “innovar, competir y crecer en un mercado que cambia rápidamente”.

De momento se desconoce el nombre de la futura empresa, resultante de la fusión, pero sí se sabe ya cuál será la fecha de su fundación y parte de la estructura organizativa.

Si todo va de acuerdo con lo previsto, HPE Enterprise Services y CSC formarán una sola entidad hacia el 31 de marzo de 2017. Lawrie ejercerá de presidente y CEO de la nueva compañía, manteniendo también a Paul Saleh como CFO. Whitman formará parte del Consejo de Administración, que reservará tantos asientos para directivos nombrados por HPE como para directivos elegidos por CSC. Por su parte, Mike Nefkens, que hasta hora ha actuado como EVP y GM en HPE Enterprise Services, debería colaborar con Mike Lawrie para llevar a cabo la fusión sin que se haya determinado todavía su puesto concreto.

Los accionistas de HPE se embolsarán unos 8.500 millones de dólares con esta operación, incluyendo 4.500 millones de participación en la nueva empresa.

Esta empresa debería alcanzar ingresos anuales de 26.000 millones de dólares. Tendrá alrededor de 5.000 clientes y empleados repartidos por las principales regiones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor