Hitachi, Seagate y Toshiba se alían en torno a los discos duros híbridos

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Se crea así la Hybrid Storage Alliance, aunque aún quedan fabricantes
escépticos frente a esta tecnología

Los discos duros híbridos, que retoman la tecnología clásica de los platos de
discos duros acoplados con memoria flash en caché no volátil, representan un eje
de desarrollo interesante para hacer frente al número creciente de aplicaciones
de software.

El principio en el que se basan estos componentes consiste en pasar por un
intermediario no volátil, la memoria flash, que sirve de caché para el acceso a
datos, pero también y sobre todo sobre la apertura y la carga de un entorno.

Tal es el interés que ha generado la nueva tecnología en algunos fabricantes
que han creado una asociación llamada Hybrid Storage Alliance y que engloba a
firmas como Hitachi,
Samsung,
Seagate
o Toshiba, entre otros.

Los resultados de rendimiento esperados podrían ser en efecto significativos,
y hablan a favor de esta tecnología: no volatilidad del caché, velocidad de
acceso, carga sin acceso a los discos, reducción del consumo, e incluso
reducción del desgaste de los discos. Para Windows Vista, por ejemplo, que sigue
siendo un sistema pesado, el boot se efectuaría teóricamente en unos segundos en
la memoria flash y no sería necesaria más carga inicial larga a partir del disco
duro.

Cabría la posibilidad también de desarrollar un disco duro exclusivamente
flash, ya que esta memoria no es volátil, pero el coste sería exorbitante en
comparación con las ganancias que aporta, y la gestión de los datos almacenados
también sería más compleja.

Pero no todas las compañías se muestran igual de favorables. Los técnicos de
Lenovo, por ejemplo, han afirmado
estar ?decepcionados? por el resultado de las primeras pruebas realizadas en
ordenadores portátiles, tanto en términos de prestaciones como en autonomía.
Hasta tal punto que sostienen que es más eficaz aumentar la RAM del PC y pasar a
un disco duro más rápido, de 7200 rpm.

Sin embargo, el potencial de esta tecnología ha hecho que
Intel ya haya presentado una
solución propia con su tecnología Robson. Falta ahora que algún fabricante se
arriesgue a anunciar un precio, algo que de momento sólo ha hecho Samsung,
aunque de manera casi anecdótica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor