Los hospitales se convierten en centros de datos; y los médicos, en ‘data scientists’

5GBases de DatosBig DataCloudDatacenterDatos y AlmacenamientoMovilidadRedes

El informe de Ericsson ConsumerLab “From Healthcare to Homecare” destaca el papel de 5G en la sanidad del futuro.

La mejora tecnológica que supone el 5G se dejará notar a diferentes niveles, incluido el sanitario.

Según un informe de Ericsson ConsumerLab, titulado From Healthcare to Homecare, con el 5G se acabará transformando la sanidad. “Las redes se convertirán en modo de transporte de una serie de aplicaciones, como monitorización remota a través de wearables a escala médica, interacción virtual médico-paciente y cirugía robótica por control remoto”, dice Ericsson.

El 5G aportará eficiencia y baja latencia. 
Y uno de los beneficios del nuevo estándar sería un mejor control de la salud por parte de los propios pacientes. Aquí entra, por ejemplo, el uso de wearables o el aprovechamiento de los tratamientos en remoto, a los que el 5G aportaría fiabilidad.

Ericsson explica que los consumidores esperan poder acceder a sus datos de salud en cualquier momento. Un punto a favor es que el sistema de consultas por internet permitirá combatir los tiempos de espera actuales, y reducirlos. Ahora mismo, casi 4 de cada 10 pacientes crónicos prefieren una consulta online antes que una reunión en persona. Y son mayoría las personas que valoran los wearables para manejar dolencias crónicas.

Y es que un fenómeno que destaca el informe, como bien indica su título From Healthcare to Homecare, es el de la descentralización de la sanidad, que pasa de los hospitales a los hogares ayudando a afrontar la escasez de recursos.

Mientras, los hospitales se estarían transformando en centros de datos. Y los médicos van camino de ser data scientists o científicos de datos. La información de los pacientes pasa a un repositorio central para avanzar en el suministro de servicios sanitarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor