Microsoft quiere sacar tajada del éxito de Android: HTC el primero en pasar por caja

Software

Microsoft ha anunciado un acuerdo de patentes con HTC por el cual la compañía taiwanesa pagará royalties al gigante del software para fabricar terminales móviles bajo la plataforma Android. Sí, has leído bien. HTC pagará a Microsoft por fabricar móviles de la plataforma de su máximo rival, Google. Y ojo, por lo que parece no será el único, ya que Microsoft dice “estar en conversaciones” con otros fabricantes. Sólo faltaría que el mismo Google pagara por el Nexus One, pero todo podría ser.

Hay que rendirse a la evidencia; los chicos de Microsoft son unos genios. ¿Qué son incapaces de traer al mercado una plataforma móvil en condiciones de competir con los demás? No hay problema. Como Android es la plataforma móvil de más potencial y como distintos componentes del kernel Linux que incorpora están puestos en cuestión desde hace años por Microsoft, no hay problema.

Amenazan con demandas por violación de patentes y asunto solucionado. Los fabricantes (como pasó recientemente con TomTom) firmarán acuerdos con Microsoft y le pagarán royalties.

Es decir, sin trabajárselo lo más mínimo, la plataforma móvil que según todos los indicios va a dominar el mercado en los próximos meses, proporcionará ingresos a Microsoft. Rocambolesca historia que sucede por las dichosas patentes de software y la tremenda maquinaria judicial que estos gigantes pueden poner en marcha.

Y oiga, lo que ya es de nota es el argumento para mantener tantas y tan absurdas patentes de software con el socorrido argumento de la innovación. Es claro que hay proteger ciertas invenciones para fomentar el I+D pero en este caso (y en otros muchos) si Google u otros no apuestan por una plataforma abierta como Android ¿quién hubiera innovado en el sector móvil? ¿Quizá Microsoft manteniendo en el mercado otros diez años más el Windows Mobile?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor