Huawei pone la directa para desplegar DOCSIS 3.1 y los contenidos 4K

Banda AnchaOperadoresRedes
0 0 No hay comentarios

Las redes de cable coaxial, utilizadas por dos millones y medio de clientes en España, podrán aumentar su capacidad hasta llegar a los 10 Gbps de bajada gracias a la última especificación de la tecnología DOCSIS desarrollada por Huawei.

El fabricante de infraestructuras de red y terminales móviles sigue apostando fuerte por el desarrollo de nuevos estándares que permitan a la industria mejorar la experiencia de los usuarios finales.

Así se refleja en su estrategia ROADS (Real time, On Demand, All online, Do it yourself, Social), que pretende dar respuesta a los nuevos comportamientos de la gente. La información tiene que estar disponible siempre online, ser entregada en tiempo real, en el momento en que el usuario la solicite o la genere, y todo ello con el añadido de que pueda ser compartida en cualquier medio social.

Para que todas estas premisas se cumplan es necesario desplegar una infraestructura de comunicaciones moderna, capaz de proporcionar la máxima velocidad, los menores tiempos de respuesta y que no suponga elevadas inversiones para los operadores en su puesta en producción.

Si durante las últimas semanas tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano el estado en el que se encuentran tecnologías como IoT, 4,5G y 5G, en esta ocasión hemos tenido acceso a una demostración de la tecnología DOCSIS 3.1, encargada de permitir el uso de conectividad por cable coaxial, que en la actualidad es utilizada por dos millones y medio de clientes a nivel nacional (principalmente los que tienen las operadoras Vodafone/One y Euskaltel/R).

Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, durante la demostración de la tecnología DOCSIS 3.1 en las instalaciones del fabricante
Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, durante la demostración de la tecnología DOCSIS 3.1 en las instalaciones del fabricante

DOCSIS 3.1 es la última versión del estándar, mejorando un 50% la eficiencia en transmisión de datos con respecto a la 3.0. Gracias a ello será posible conseguir velocidades de 2 Gbps de subida y 10 Gbps de bajada, cuando en la actualidad los límites se sitúan en torno a los 75 Mbps y 400 Mbps, respectivamente. Este importante avance facilitará la transición hacia la fibra óptica sin necesidad de que las operadoras lleven a cabo grandes inversiones, ya que tan sólo será necesario reemplazar las centralitas CMC (Coxial Media Converter) y los cable-módems de los usuarios. Es decir, los dispositivos existentes en el último tramo de las conexiones. Para hacernos una idea, es algo similar a lo ocurrido hace años con el par de hilos de cobre y las tecnologías xDSL que permitieron aumentar la velocidad de datos sin necesidad de cambiar el cableado.

En esta ocasión, el cable coaxial será capaz de transportar fácilmente contenidos bajo demanda en ultra alta definición (4K), tal y como pudimos comprobar en la demostración realizada por Huawei en su sede central.

Se trata de una tecnología con la que los operadores ya están trabajando para poder acercarla a los clientes durante los próximos meses. El fabricante calcula que para finales de año comiencen a verse las primeras centralitas CMC, ya que, además, la última generación incluye capacidades híbridas coaxial+fibra. Para comienzos de 2017 la infraestructura basada en el estándar DOCSIS 3.1 podría comercializarse de forma masiva.

Los operadores instalarán esas centralitas CMC en las fachadas de los edificios y después el cliente podrá pasar de una tecnología a otra sin demasiadas dificultades. En este sentido, los responsables del fabricante en España explicaban que “se trata de una solución de extremo a extremo. La plataforma es la misma para las distintas tecnologías de transmisión de datos y también para todos los tipos de dispositivos”. Lo único de lo que no se encargan es de la generación de contenidos, en este caso 4K (reservado a terceras compañías especializadas), ya que toda la infraestructura está desarrollada por Huawei, incluyendo los cable-módems y los set top boxes.

Por otra parte, para asegurar que la experiencia de usuario con los contenidos en ultra alta definición es la mejor posible, Huawei ha diseñado un benchmark, el denominado uVMOS, que mide diversos factores como la calidad, el nivel de interacción entre el usuario y los servicios y otros parámetros sobre la reproducción. De esta forma es posible obtener un índice del 1 al 5 que mide la satisfacción de los clientes. Su objetivo es convertir esta herramienta en un estándar de mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor