i5: Intel pone a dieta los Core i7

ComponentesWorkspace

CeBIT 2009. Compañías como Gigabyte han mostrado en el certamen alemán las primeras placas base de la plataforma i5 de Intel, con chipset P55, que intentará acercar la próxima generación de microprocesadores Nehalem a todos los bolsillos.

Como sabéis, el Core i5 es un procesador de nombre en código “Lynnfield” basado en la microarquitectura Intel Nehalem. Integrará doble canal de memoria DDR3, tendrá 8 MB de Smart Caché y soportará tecnologías como hyperthreading y Turbo Boost. Tendrá diferencias fundamentales con su hermano mayor, aunque contará con una ventaja esencial: destinado a la gama media será bastante más barato que los Core i7.

La diferencia más importante vendrá del nuevo socket LGA-1156, mucho más pequeño y por descontado incompatible con el 1366 para Core i7. Tampoco tendrá el tercer canal de memoria, ni la tecnología para conexión entre núcleos o chipsets QuickPath Interconnect.

El chipset de referencia de la plataforma será el P55, que soportará procesadores de doble y cuádruple núcleo, hasta 8 slots PCIe 3.0, USB 3.0, SATA 6 Gb/s y soporte para memoria DDR3 ECC. Una de las mejores cosas que tendrá el nuevo chipset es que será compatible también con los nuevos microprocesadores fabricados en procesos de 32 nanómetros “Clarksdale”, lo que dotará a esta solución de una cierta longevidad.


La placa base y socket de las fotografías, corresponden a la Gigabyte GA-IBP, que se anuncia estará disponible a partir del mes de julio, lo que adelantaría un trimestre el lanzamiento de los “Core i7 para todos los públicos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor