Iberoamérica: el nuevo ‘El Dorado’ tecnológico

EmpresasGestión Empresarial
0 0 No hay comentarios

Telefónica ya factura más en Brasil que en España. El mercado iberoamericano podría esconder el nuevo ‘El Dorado’ para las empresas tecnológicas españolas.

El mercado iberoamericano ha sido tradicionalmente uno de los destinos preferidos por las empresas españolas para su expansión internacional. El sector tecnológico no es una excepción, convirtiéndose en el nuevo ‘El Dorado’ para las compañías españolas.

“Una región que crece es una región de oportunidades. Por eso, Iberoamérica representa sin duda una gran oportunidad para las empresas españolas. Pero hay que ser conscientes de que encontramos realidades heterogéneas en el continente. Hay economías muy grandes y potentes como Brasil y México, que han disfrutado de crecimiento y una fuerte demanda interna en los últimos años por su volumen de población. Otras, cuentan con gran desarrollo y potencial de un tamaño más cercano al de España, como puede ser el caso de Perú o Colombia. Y finalmente, dentro de los países con una población más pequeña, tenemos situaciones económicas, regulatorias y de desarrollo muy diferentes, como sucede al comparar Bolivia o Venezuela con Chile”, declara Luis Vives de Prada, profesor del departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE.

Igualmente, Jorge Lucio Sánchez, profesor del ICEMD (Instituto de la Economía Digital) de ESIC, considera que este mercado podría ser muy importante para las empresas españolas “siempre y cuando la gestión del negocio digital se genere en tres claves: búsqueda de la satisfacción de los clientes, foco en los ingresos y en la eficiencia y procesos de calidad integrada en la cadena de valor off y on”.

De este modo, la región combina un enorme potencial de crecimiento y gran desarrollo tecnológico, con un importante volumen de nativos digitales, unas infraestructuras de conexión a internet bastante desarrolladas (3G/4G y ADSL/fibra) y una significativa penetración de los dispositivos móviles.

Una realidad presente

No es necesario mirar hacia adelante para descubrir la relevancia de este mercado, sino que se trata de una realidad que ya es palpable. Hace apenas unos días, Telefónica adquiría GVT, filial de Vivendi en Brasil, como recogía El País. Se trata de un movimiento más para apuntalar su presencia en este país, que ya supone el principal mercado para la compañía, reportando más de una quinta parte de sus ingresos.

Según explica el experto de ESADE, “otras empresas tecnológicas han reconocido el potencial de Brasil, como puede ser Indra, pero todavía están trabajando para desarrollar su posición y cartera de negocios en el país. En el futuro, seguro que veremos un buen número de empresas para las que países como Brasil o México pueden ser tan o más importantes que el mercado español”.

De hecho, el ejemplo de Telefónica no es un caso aislado. “Las empresas españolas han invertido de manera decidida en América Latina desde la década de los 90. Sólo en los últimos años, Telefónica, Iberdrola y Repsol han comprometido inversiones por 12.000 millones en países como Brasil. Pero otras muchas compañías en el sector financiero, de construcción de infraestructuras o energía han llevado a cabo grandes desarrollos en la región. En el ámbito de la tecnología, Indra ha hecho una fuerte apuesta con más de 15,000 profesionales y presencia en 14 países. Desarrollan su actividad en diferentes sectores como finanzas y seguros, utilities y energía, defensa, transporte y tráfico, administración pública y sanidad, industria y consumo, y telecomunicaciones”, apunta Vives de Prada.

También en el ámbito tecnológico, Sánchez reseña el ejemplo de empresas que han apostado por Iberoamérica como Grupo Cobra –infraestructuras-, Vozelia –operador de VoIP para empresas- o IZO –consultoría de experiencia de cliente-. “Lo interesante es que toda startup que ha encontrado su negocio y procede a iniciar su ejecución contempla la internalización en Latinoamérica como un paso natural en su evolución”, recalca.

Los países y sectores más atractivos

A la hora de analizar las oportunidades de negocio en los diferentes países del entorno iberoamericano hemos de tener en cuenta tanto el volumen de su mercado como sus características particulares. “Si lo medimos como potencial, por su tamaño, Brasil y México serían los primeros. Pero las dificultades a la hora de hacer negocios en esos países hace que no sean siempre una buena opción para empresas de tamaño mediano o pequeño”, puntualiza Vives de Prada. “Existe un número de países que han tenido una notable evolución en la última década, como Colombia o Perú, y que sin duda cuentan con un potencial muy interesante para las empresas españolas. Otros, como Chile, son una realidad consolidada que ha acogido a empresas españolas desde finales de los 80 y primeros de los 90. Otros países más pequeños, como Ecuador, pueden ser también interesantes”, añade.

Por su parte, el profesor de ICEMD-ESIC indica que los países más atractivos para la entrada e empresas tecnológicas españolas son “fundamentalmente México, Chile, Colombia, Perú y Argentina, donde se están implementando modelos de negocio y operaciones muy orientados a la gestión de la relación con los clientes”.

Además, hay oportunidades de negocio en diferentes ámbitos. Sánchez destaca las relacionadas con el comercio electrónico y a la internacionalización, así como los servicios de comunicación, especialmente B2B. En cuanto a los segmentos concretos en los que detecta mayores opciones, resalta las actividades en torno al acceso móvil y la fibra óptica (FTTH), el desarrollo de webs y apps, la re-ingeniería de procesos, el Big Data y Datamining, el CRM/CEM o la gestión de fans en redes sociales.

El cualquier caso, el profesor de ESADE advierte que “no hemos de olvidar la importancia de entender la manera de hacer y las necesidades de los clientes locales para poder tener éxito en la internacionalización. Llegar con una mentalidad de superioridad o con la idea de que va a ser sencillo no suelen ser buenos compañeros en este viaje”.

Mercado con ventajas e inconvenientes

Entre las ventajas que presenta el mercado iberoamericano para las empresas españolas a la hora de abordar su entrada, el experto de ICEMD-ESIC se detiene en la “fácil transmisión de la cultura empresarial y, por ende, digital; el alto valor en las mejores prácticas; la existencia de estructuras y organizaciones de colaboración privada y pública ya creadas; el flujo de inversión estandarizado; la mayor confianza y relación con estos países, tanto idiomática como de colaboración; y los grandes volúmenes y oportunidades comerciales, tanto en el sector primario, secundario y terciario”.

Pero también nos encontramos con dificultades. “No son mercados sencillos. Y muchas empresas locales ya han desarrollado interesantes propuestas de valor. Las empresas que no estén cercanas a los clientes locales y entiendan las idiosincrasias del mercado, fracasarán”, remarca el profesor de ESADE.

Asimismo, Sánchez hace hincapié en obstáculos como las “variables exógenas basadas en factores económicos, sociales y políticos; la gestión de la comunicación entre la corporación y los modelos de gestión locales; la garantía en la responsabilidad de los modelos de estructura de mandos intermedios locales; los modelos de regulación de la operación y de la comercialización tanto en recurso ajeno como en recurso propio; la gestión correcta de los acuerdos de nivel de servicio con los proveedores; y los modelos de estandarización de procesos, digitalización/automatización de actividades y mejora continua”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor