IBM se sube al carro del software libre en contra de Microsoft

CloudSoftware

Su nuevo sistema “Open Client Offering” permite usar cualquier programa
independientemente del sistema operativo que se utilice, ya sea Windows, Linux o
Apple Macintosh.

IBM anunció ayer domingo que ofrecerá un
software de código abierto para empresas que les permitirá reducir los gastos y
poder utilizar los programas sin tener que preocuparse del sistema operativo que
utilicen.

Su nuevo producto, que recibe el nombre de “Open Client Offering”, ha sido
desarrollado por IBM junto con Novell y
Red Hat. Según el Gigante Azul,
ofrece a las grandes empresas la posibilidad de que sus usuarios elijan, con
total flexibilidad, utilizar Windows,
Linux o el software de
Apple Macintosh en sus PC de escritorio,
utilizando siempre de esta manera un único software que les permita usar
cualquier programa sin ningún tipo de problema. Esto logrará reducir el coste de
utilizar Linux o Apple en comparación con usar Windows.

“Hemos estado trabajando con la comunidad de código abierto para encontrar
una forma de hacer software que funcione independientemente del sistema
operativo que se utilice”, señala Scott Handi, vicepresidnete de IBM para Linux
y el Código Abierto.

Como alternativa a Microsoft, IBM
ofrecerá su propio software de código abierto para tareas como procesamiento de
datos, hojas de cálculo y presentaciones. Además, en conlaboración con Lotus
también permitirá utlizar aplicaciones de mensajería instantánea, herramientas
para blogs, así como el navegador
Firefox, el principal rival del
Internet Explorer de Microsoft.

IBM asegura que utilizar este software permitirá reducir el coste de gestión
de las aplicaciones, el de mantenimiento y el de soporte al usuario en toda
aquella compañía que no sólo necesite usar el software de Windows, sino que
también se vea obligada a utilizar otros softwares.

El Gigante Azul se ha marcado como objetivo inicial utilizar su
propio “Open Client” en el 5% de los ordenadores de su propia compañía, que
emplea a 320.000 personas en todo el mundo, informa
Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor