IBM da un paso hacia la creación del ordenador cuántico

CienciaInnovación

La construcción de un ordenador cuántico llevará décadas, pero quien lo consiga cambiará la historia.

Como recordaba hace unos meses este reportaje de la Agencia Efe, la primera vez que empezó a hablarse de la posibilidad de hacer cálculos de naturaleza cuántica fue en los 80. En la década de los 90 empezó a ponerse en práctica y hoy, grandes empresas ya trabajan en la construcción del ordenador cuántico.

Su misión será como la de los ordenadores convencionales que conocemos, sólo que se basarán en las normas de la física cuántica en lugar del procesamiento de ceros y unos.

Es un reto mayúsculo, que requiere mucha inversión de capital y tiempo. Se cree que el primer resultado se obtendrá en 30 años, aunque sus beneficios serán incalculables.

Y no hablamos sólo de beneficios económicos para aquella empresa que consiga dar con la fórmula. Para hacerse una idea: si se lograra construir un ordenador cuántico de 50 bits cuánticos (qubits), ninguna combinación de los superordenadores más poderosos de la actualidad podría superar su rendimiento.

Al aplicar esta enorme capacidad de procesamiento a diferentes segmentos, las posibilidades se disparan, los tiempos de análisis y los costes se reducen.

En el caso concreto del segmento de física y química, un ordenador de estas características podrá permitir que los científicos diseñen nuevos materiales o componentes aplicables a la industria farmacéutica en un tiempo muy reducido, sin tener que hacer experimentos o pruebas de laboratorio.

La autoría del primer ordenador cuántico es por tanto, una cuestión de peso.

Empresas como IBM y Google ya están destinando equipos de investigación a la construcción del primer ordenador cuántico.

El Gigante Azul acaba de dar un importante paso, tras haber logrado resolver algunos obstáculos en su construcción. IBM ha conseguido detectar y medir dos tipos de error de forma simultánea. Hasta ahora sólo era posible tratar uno u otro, pero no al mismo tiempo. Corregir errores es una de las fases más importantes para construir un ordenador de estas características.

La compañía ha optado además por un circuito bit cuadrado. Este diseño –que sustituye al lineal- ofrece un “gran potencial de aumento de dimensión”, según la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor