IBM facilita el desarrollo para usuarios que tienen algún tipo de discapacidad

AppsMovilidad

La herramienta Mobile Accessibility Checker de IBM permite crear y corregir aplicaciones móviles para iOS y Android que cumplan con los requisitos de personas con problemas de visión y audición y también con las necesidades de usuarios de avanzada edad.

Si ayer os hablábamos de los nuevos teléfonos de Doro, orientados a invidentes y gente que tenga algún problema de visión que le complique el uso de la mayoría de los smartphones que se encuentran a la venta en el mercado, ahora le toca el turno a un proyecto salido de la chistera de IBM y con un objetivo muy similar.

Se trata de una herramienta de desarrollo bautizada como Mobile Accessibility Checker que quiere habilitar la creación de aplicaciones móviles. Pero no cualquier tipo de app, sino aquellas que vayan dirigidas específicamente a usuarios con discapacidades. Aquí entrarían personas ciegas y sordas, pero también la población de mayor edad que no tiene tanta soltura ni agudeza física como los más jóvenes para relacionarse con la tecnología.

“La tecnología móvil ha desencadenado una nueva era de oportunidades para personas de todas las edades y habilidades, sin embargo, muchas de las aplicaciones móviles contienen defectos de diseño que impiden a las personas con discapacidades y a los mayores utilizarlas de manera efectiva”, explica Frances West, que es directora de accesibilidad en el Gigante Azul.

“Nuestros investigadores”, añade, “vieron una oportunidad para abordar esto inventando una tecnología que identifica y corrige los problemas de usabilidad al inicio del proceso de desarrollo de software”.

Por ejemplo, el Mobile Accessibility Checker que está pensado para trabajar con iOS y Android se fijaría en detalles como el tamaño que se ha elegido para el texto que aparece en la aplicación y también en el propio volumen de los botones, así como el contraste que presenta la imagen y sus tonalidades.

En opinión de West, cuya empresa calcula un potencial de 1.000 millones de beneficiarios de este avance, “esto hace que las aplicaciones móviles sean fáciles de usar para personas con discapacidad, ayuda a los desarrolladores a ahorrar en costes y satisface los requisitos que hay que cumplir, e impulsa una mayor inclusión en nuestras comunidades a través de la tecnología móvil”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor